fbpx
junio 21, 2024

Manchester City, campeón de la Supercopa de la UEFA

Manchester City necesitó ir hasta los penales para arrebatarle al Sevilla la Supercopa de la UEFA; el equipo de Guardiola se coronó sin brindar una buena exhibición

Manchester City y Sevilla se enfrentaron en el estadio Georgios Karaiskakis por la Supercopa de la UEFA. Durante los primeros minutos, los ingleses cargaron con el peso del partido y monopolizaron el esférico, sin poder inquietar al guardameta Yassine Bono.

Los españoles sorprendieron a la oncena de Guardiola al minuto 25, con un gol de Youssef En-Nesyri. Sevilla aprovechó la pasividad defensiva del Manchester City; tras varios toques, en una jugada que comenzó en los pies de Bono, Marcos Acuña centró y, de cabeza, En-Nesyri abrió el marcador, ante la mala marca de Akanji y Aké.

En-Nesyri abrió el marcador con un sólido remate de cabeza
En-Nesyri abrió el marcador con un sólido remate de cabeza

Con el 1-0, Sevilla tomó confianza y alargó el partido, un rol que benefició al equipo de José Luis Mendilibar. Erik Lamela tuvo en sus pies el segundo tanto; sin embargo, su remate se fue por encima de la portería de Ederson.

Para el complemento, Manchester City asfixió con posesiones largas de balón a los sevillanos y al 62’ encontró el gol del empate. El juvenil Cole Palmer cargó el área y contactó de cabeza un centro preciso de Rodri.

Cole Palmer cargó el área y empató el partido con un gol de cabeza, tras un centro preciso de Rodri
Cole Palmer cargó el área y empató el partido con un gol de cabeza, tras un centro preciso de Rodri

Los siguientes minutos del encuentro los ingleses tuvieron oportunidades para ganar el juego en los 90’, pero el arquero marroquí mantuvo a su equipo en el partido.

Definición por penaltis para los ingleses

En la definición por penaltis, ningún portero logró ser determinante.

Haaland abrió la tanda con gol, tras un remate cruzado. Lucas Ocampos eligió disparar fuerte, raso y colocado para el 1-1.

Julián Álvarez marcó con un disparo a la escuadra. Rafa Mil emuló el cobro del argentino y también puso el balón en el ángulo.

Mateo Kovačić engañó a Bono con un remate cruzado. Ivan Rakitić repitió la fórmula y venció a Ederson, a pesar de que el brasileño adivinó la trayectoria del balón.

Grealish eligió el centro del arco y marcó. Gonzalo Montiel no falló y empató la serie a 4 tantos por bando.

El capitán Kyle Walker sudó frío porque Bono estuvo cerca de atajar su disparo; sin embargo, la potencia que imprimió al remate hizo que el balón se colara a la red.

Con toda la presión encima, Nemanja Gudelj reventó el travesaño y, con su fallo, le entregó la Supercopa de la UEFA al Manchester City.

El equipo de Guardiola se coronó, pero no dio una buena exhibición. La falta de profundidad en la plantilla es evidente, tras las bajas de İlkay Gündoğan, Riyad Mahrez y la lesión de Kevin De Bruyne.

NOTICIAS RELACIONADAS

MÁS NOTICIAS

Más leído