Obispo de la Diócesis de Querétaro enfrenta COVID-19 no grave: vocero

El obispo de la Diócesis de Querétaro, Fidencio López Plaza, está en aislamiento con COVID-19. Foto: Especial
El obispo de la Diócesis de Querétaro, Fidencio López Plaza, está en aislamiento con COVID-19. Foto: Especial

Fidencio López Plaza, obispo de la Diócesis de Querétaro, permanece en aislamiento domiciliario con síntomas leves (tos, dolor de cabeza y cansancio) luego de que resultara positivo a la prueba de COVID-19

El vocero de la Diócesis de Querétaro, José Martín Lara Becerril, informó que tras resultar positiva la prueba de COVID-19 que se realizó el obispo Fidencio López Plaza este lunes por la mañana, enfrenta la enfermedad sin gravedad y con síntomas ligeros de tos, dolor de cabeza y cansancio.

Detalló que el jerarca católico desde el domingo 9 de enero experimentó síntomas leves, muy parecidos a los de COVID-19; por lo que el lunes 10 de enero decidió realizarse una prueba para estar seguro de su estado de salud y esta resultó positiva.

“Salió positivo, entonces a partir de ese momento de que le dieron el resultado él entró en aislamiento, en atención médica y pues los síntomas del señor obispo son muy leves: un poquito de tos, un poquito dolor de cabeza y también un poco cansancio, son los síntomas que él tiene y no ha necesitado hospitalización, no ha sido necesaria, todo es con manejo domiciliario”, explicó.

El también vicario general detalló que el obispo se encuentra en aislamiento en la casa episcopal y hasta este miércoles por la tarde no ha requerido de otra cosa más que el tratamiento que lleva en ese lugar y el confinamiento.

“En la casa donde él está ninguna otra persona ha presentado síntomas similares por los que está pasando el señor obispo, sí hemos tenido sacerdotes contagiados que ahorita con lo que conocemos como la cuarta ola van ocho padres contagiados; todos ellos con síntomas leves, ninguno hospitalizado, todos en tratamiento domiciliario con las medidas adecuadas, pero ninguno hospitalizado», detalló.

En cuanto al esquema de vacunación del obispo de la Diócesis de Querétaro, Lara Becerril indicó que es de su conocimiento que por lo menos las primeras dos dosis de vacuna contra COVID-19 sí las tiene.

“El señor obispo ya tenía las dos dosis, pero la dosis de refuerzo, creo que todavía no la tenía; este dato no estoy plenamente seguro, pero creo que no la tenía todavía”, agregó.

Finalmente, dirigió un mensaje a la población en general para recordarles que la pandemia por COVID-19 aún no termina: “Necesitamos todos seguir cuidándonos”.

Obispo presidirá misa de Fieles Difuntos; suman 7 sacerdotes fallecidos por COVID-19