El impuesto rosa y su impacto en las finanzas de las mujeres

De acuerdo con Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, con base en datos de la Unicef, en México 43 por ciento de estudiantes dejan de asistir a la escuela durante su periodo porque no cuentan con recursos para comprar productos sanitarios

En México una de las desigualdades que tienen mayor peso en la sociedad, y las finanzas de las mujeres, está relacionada con el llamado impuesto rosa, el cual se refleja en un aumento en el precio de diferentes productos femeninos.

En este sentido en el proyecto de Miscelánea Fiscal 2022, propone una tasa cero del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los productos de gestión menstrual como toallas sanitarias, tampones y copas menstruales que actualmente es de 16 por ciento, pero ¿esto qué significa? De acuerdo con el proyecto de la Miscelánea Fiscal 2022, la medida forma parte de una política fiscal para la equidad de género al tiempo que permitirá una reducción en el costo de dichos productos.

“El gravar los productos que atienden la menstruación significa que este impuesto tiene una incidencia económica en las mujeres por una condición biológica y natural del género femenino”, se lee en el documento presentado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

De acuerdo con Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, con base en datos de la Unicef, en México 43 por ciento de estudiantes dejan de asistir a la escuela durante su periodo porque no cuentan con recursos para comprar productos sanitarios, lo que equivale a 20 por ciento de un año escolar.

“Este problema tiene consecuencias como el abandono escolar temporal o definitivo, problemas de salud y pérdida de autoestima. La educación de las adolescentes es importante porque les permite tener mejores oportunidades en su vida adulta y ayuda a la equidad socia”, publicó Yorio en su cuenta de Twitter.