Aumenta 10% nulidad de matrimonios en Querétaro: Diócesis

Durante los últimos 3 años, han sido anulados 100 matrimonios religiosos en la Diócesis de Querétaro. Foto: Katia Lemus
Durante los últimos 3 años, han sido anulados 100 matrimonios religiosos en la Diócesis de Querétaro. Foto: Katia Lemus

El vicario general de la Diócesis de Querétaro, Martín Lara Becerril, informó que -durante los últimos 3 años- han sido anulados 100 matrimonios religiosos por el Tribunal Eclesiástico

Martín Lara Becerril, vicario general de la Diócesis de Querétaro, confirmó que en un lapso de tres años el Tribunal Eclesiástico ha anulado en la entidad 100 matrimonios por diversas causales; entre ellas, violencia y agresión hacia la pareja durante el noviazgo y matrimonio.

“Sí aumentó, no podemos decir que fue una cosa desorbitada, pero sí aumentó un 10 por ciento el número de personas que se ha acercado al Tribunal Eclesiástico para llevar su proceso de nulidad; estos 100 casos se llevan un promedio de tres años”.

Recordó que son varias las causales de nulidad, sin embargo, entre las fundamentales está el que una persona que se acerca al matrimonio no está enamorada, o sea, solo hay un sentimiento amoroso, pero no hay amor; la libertad, es decir, si una persona va al matrimonio condicionada física o emocionalmente; y la otra es el hecho de la madurez psicológica, es decir, cuando una persona no tiene la madurez para contraer matrimonio.

“La violencia es otra causal porque puede llevarte a condicionar el hecho de tu libertad, entonces una persona que dice ‘yo quiero casarme porque en mi casa hay violencia’ o si el novio desde antes de casarse era violento con la novia y aun así se casan, la violencia es una causal porque también cae en el proceso de inmadurez psicológica de la persona; una persona violenta que no tiene capacidad de convivencia con otra no es apta para el matrimonio”.

Finalmente, Lara Becerril lamentó que los legisladores de Veracruz hayan aprobado despenalizar el aborto, lo que convierte a esa entidad en la cuarta en hacerlo, solo después de la Ciudad de México, Oaxaca e Hidalgo.

“Lo peor que le puede pasar a una persona es no existir y no disfrutar la vida como la tenemos nosotros, el aborto es la privación de la existencia de una persona y una legislación que trata así a sus habitantes solo la lleva al desorden social; es lamentable que los legisladores, encargados de vigilar la paz y la dignidad de las personas, hagan leyes que las ofenden que se les quite la posibilidad de vivir”.

Diócesis colabora con autoridades civiles en caso de presunto abuso sexual