Suspenden juego de Champions League por expresión racista del cuarto árbitro

El cuarto árbitro rumano Sebastián Coltescu fue acusado de proferir expresiones racistas, durante un juego de la UEFA Champions League. Foto: Especial
El cuarto árbitro rumano Sebastián Coltescu fue acusado de proferir expresiones racistas, durante un juego de la UEFA Champions League. Foto: Especial

Las expresiones presuntamente racistas del cuarto árbitro rumano Sebastián Coltescu provocaron la suspensión del juego entre el París Saint Germain y el Basaksehir, en la UEFA Champions League

Los jugadores del Basaksehir de Estambul abandonaron el terreno de juego durante su partido del Grupo H de la UEFA Champions League en casa del París Saint Germain, después de que el club turco acusó de racismo a uno de los árbitros.

El entrenador asistente camerunés del Basaksehir, Pierre Webo, recibió una tarjeta roja en el minuto 13 y la escuadra turca abandonó entonces la cancha tras cerca de 10 minutos de discusiones con el árbitro rumano Ovidiu Hategan.

El PSG también dejó el césped con 0-0 en el marcador.

“Nuestro entrenador asistente, Pierre Webo, fue expulsado con una palabra ‘racista’ por el cuarto árbitro del partido. El encuentro se detuvo un rato”, dijo el club de Estambul en su cuenta oficial de Twitter.

La agencia estatal de noticias Anadolu citó al presidente del Basaksehir afirmando que los jugadores no volverían a la cancha mientras el cuarto árbitro siguiera allí.

“Tras un supuesto incidente que implicó al cuarto árbitro, el partido fue suspendido temporalmente”, dijo la UEFA en un comunicado.

“Tras consultas con ambos equipos, se acordó la reanudación del encuentro con un cuarto árbitro diferente. La UEFA investigará en detalle el asunto y habrá nuevas comunicaciones cuando sea oportuno”, agregó.

Tras la suspensión del partido, la UEFA informó que inició una investigación por las expresiones del cuarto árbitro rumano Sebastián Coltescu; asimismo, anunció que el juego se reanudará mañana miércoles con un nuevo cuerpo arbitral.

Messi y Ronaldo, los viejos enemigos se reencuentran en la Champions League