fbpx

Austeridad y racionalidad vs. innovación en la estrategia digital

En dos mil palabras, Morena definió en su Plataforma Electoral 2024 registrada ante el Instituto Nacional Electoral (INE) su visión sobre las Tecnologías de la información y Comunicación (TIC).

El partido político del presidente considera que “En el periodo neoliberal, el ámbito de las tecnologías de la información se vio severamente afectado por la corrupción: se compraban proyectos tecnológicos y después se buscaba donde podían usarse, quedando muchos abandonados desde el principio, porque el propósito de tales adquisiciones no era resolver un problema real sino obtener un lucro indebido, tanto para funcionarios como para proveedores”, según el documento que puede ser consultado en el portal del INE.

Agrega que el desarrollo de la conectividad en el país fue dejado casi en su totalidad a la iniciativa privada, la cual sólo la instaló en los sitios en los que le fuera redituable. Ello se tradujo en extensas regiones -entre ellas, las más pobres y aisladas del país- carentes de servicios de telefonía y enlaces de Internet.

Ante este escenario, explica que el gobierno de la 4T ha actuado en dos vertientes: por una parte, asevera, “ha establecido nuevos criterios y controles rigurosos para erradicar las compras innecesarias de insumos tecnológicos y ha evitado la digitalización indiscriminada de trámites y procedimientos inoperantes que primero deben ser depurados y replanteados, evitando así trasladar procedimientos administrativos ineficientes de su forma tradicional al ámbito electrónico; por la otra, ha emprendido, por medio del programa Internet para todos, una tarea de despliegue de conectividad en todo el territorio nacional solo comparable a la que realizó hace décadas la Comisión Federal de Electricidad para llevar energía a casi todo el país”.

De esto se desprende -asevera- la necesidad de continuar ambas estrategias: la de austeridad y racionalidad en el uso de tecnologías por parte de la administración pública, y la de extender las redes digitales para garantizar el derecho de toda la población a las tecnologías de información y comunicación y a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, como establece el artículo sexto de la Constitución.

En tanto, la Plataforma Electoral 2024 del Partido Acción Nacional (PAN), asevera que México requiere urgentemente una revolución tecnológica en su administración pública, que supere la actualización de sistemas existentes y promueva innovaciones continuas para enfrentar retos como el cambio climático y enfermedades infecciosas.

Esta transformación -subraya- debe incluir el rechazo a recortes presupuestales y burocracia obsoleta, adoptando en su lugar tecnologías que mejoren la vida de la ciudadanía y la coloquen en el centro de la gestión gubernamental.

“Es esencial una colaboración entre entidades públicas y privadas para impulsar la innovación científica y tecnológica, integrada al desarrollo nacional. Se propone una reforma legislativa que incentive la investigación y la formación de personas dedicadas a la investigación, así como incentivos fiscales para fomentar la inversión privada en estos campos, respaldando una economía del conocimiento que genere valor agregado en México”.

Para ello, el blanquiazul habla de “Innovación”; en primer lugar, en cuanto a transparencia e inclusión en los procesos de gobierno. Ello implica, describe: adquirir tecnologías digitales basadas en la evaluación de los activos existentes; adoptar procesos tecnológicos abiertos e inclusivos mediante tecnologías al alcance de la ciudadanía que garanticen su derecho a la accesibilidad, transparencia y rendición de cuentas; actualizar las normas de rendición de cuentas y transparencia con base en los diferentes contextos y expectativas generadas por las tecnologías digitales y los enfoques que impulsan; así como la implementación de políticas públicas que reduzcan las brechas digitales existentes.

Asimismo propone un gobierno digital con participación social, lo que implica: portales electrónicos de consulta que permitan abordar cuestiones sobre derechos de la ciudadanía, organización y asignación de recursos públicos, así como temas de participación ciudadana; uso de herramientas digitales de comunicación y desarrollo de capacidades institucionales para facilitar la participación de todos los grupos de edad y segmentos de la población, mediante la aclaración de sus derechos, responsabilidades y procedimientos formales; medios tecnológicos que permitan identificar e involucrar a la ciudadanía en un gobierno digital; fortalecimiento de las capacidades digitales y de gestión de proyectos del sector público que permitan la participación ciudadana y del sector no gubernamental, a fin de realizar evaluaciones tempranas de estos, ajustes y, en su caso, modificaciones.

Finalmente, el PAN refiere una gobernanza eficaz para la estrategia digital, en la que se evite la duplicidad de funciones.

Dos visiones… dos proyectos de futuro.

Ante la negación, sólo ver hacia delante…

NOTICIAS RELACIONADAS

MÁS NOTICIAS

Más leído