fbpx
julio 15, 2024

Tu cuerpo y tu mente son uno mismo

Los pensamientos tanto negativos como positivos son fundamentales para que el cuerpo reaccione de acuerdo con las señales que recibe

Por Sofía Pérez Pavón Vela
Creadora del método y’u®

Siempre que hablo del tema sobre los poderes que tenemos todos los humanos, suena a película de fantasía, pero quiero decirte que no lo es: la mayoría de los seres humanos, piensa y acciona sin conocer que puede potencializarse completamente; yo diría que somos “superhumanos” y que el día que tú te des cuenta de ello, serás muy feliz y lo mismo le pasaría a tus familiares y amigos.

¿Qué fue primero?, ¿la inteligencia en el movimiento o el movimiento en la inteligencia? ¿el pajarito canta porque está feliz, o es feliz porque canta? En realidad creo que ninguna de estas dos son completamente verdad, ni mentira: he aprendido con la vida que no existen los absolutos, pero es un hecho que si en estos momentos te pido que levantes tus brazos y grites “yuhuuuuu” muchas veces, y saltes hacia arriba al mismo tiempo que miras hacia el techo, que es lo que haría tu cuerpo si estuviera en un momento de mucho logro o felicidad, no podrías resistirte a sonreír; además, si tomamos pruebas de sangre, habría químicos que produce naturalmente tu cuerpo, las cuales te llevarían a percibirte exactamente así.

Lo mismo pasa, al contrario, si ahora te digo que mantengas una postura hacia abajo, hagas el gesto de angustia y mires hacia abajo todo el tiempo, y te envuelvas como si estuvieras triste, que tengas pensamientos y actitudes como si estuvieras deprimido, tu cuerpo empezaría a sentirse de esta manera, debido a que tu cerebro da la orden de empezar a producir bioquímicos que tarde o temprano te llevarán a sentirte así.

Concluyo que tus gestos (de todo tu cuerpo) y tu sistema neurológico están mucho más conectados y de acuerdo de lo que te imaginas. Por ello te voy a pedir que hoy mismo hagas estos movimientos, con ello notarás cómo te sientes mejor y, sí, vas a generar las cuatro hormonas de la felicidad de las que hablo constantemente; oxitocina, dopamina, endorfinas y serotonina.

Hay un brote nuevo de coronavirus que ha provocado que muchos países entren en estado de alerta, de tal forma que se están cerrando fronteras y puertas. Cuando pasó la primera vez, tu cuerpo actuó de una manera porwue no sabía claramente qué pasaría, pero actualmente, ya pasaste por un estado de alerta, tus gestos probablemente son la respuesta de lo que sabes que pasará o asumes que así será y, aunque nunca ocurrieran las cosas de esa manera, si lo estás asumiendo, tu gesto y tu cerebro comenzarán a sincronizarte.

Normalmente buscamos soluciones de manera racional y así es difícil que observes cómo te sientes realmente o mires tu forma corporal de responder. Tu raciocinio te engaña y tus creencias te concentran de tal manera en un lugar que es casi imposible que sea visible para ti lo que tus neuronas y tu actitud y posturas incluso gritan que está sucediendo realmente.

El famoso dicho “Si no te expresas y dices lo que te sucede, tarde o temprano explotarás” es completamente cierto en la mayoría de los casos. Cuando has pasado por un momento de miedo y estrés por la cantidad de información que recibes, y sumas que tu amigo o la abuelita de este tu sistema neurológico y tus gestos comenzarán a tomar actitudes que te llevarán probablemente en poco tiempo a sentirte mal y no queremos esto.

10B ALEGRIA Vo. bo.

Te voy a sugerir que todos los días hagas lo siguiente:

1.- Haz acciones que por tus creencias te hagan sentir seguro (por ejemplo: ponerte el cubrebocas y lavarte las manos).

2.- Cuando camines, hazlo como cuando tenías tres años: ve saltando y mirando hacia varios lugares, mientras meces tus brazos, alargando los rangos de movimiento y rebotando hacia arriba.

3.- Carcajéate buscando algo que te lo provoque o simplemente imita el gesto y suena como si lo estuvieras haciendo, piensa en algo que te dé mucha risa o busca una página web de chistes para reírte.

Si lo haces de esta manera, tu cuerpo, gestos y pensamiento se están expresando de tal forma que, además de generar bioquímicos que te harán sentir mejor: comenzarás a actuar a tu favor. No dejes de cantar, bailar, mecerte, moverte, sonreír, pero hazlo de un modo en que verdaderamente sintonices estas tres partes y resultará un efecto que le cae de maravilla a tu cuerpo. Depende de ti.

Aléjate del dolor usando tu cuerpo, mente y emociones a la vez: siempre han estado juntas y te llevarán a un camino que aprenderás como hábito y cuando esto suceda, tu vida mantendrá una mejor calidad a pesar de lo que está sucediendo. Te sugiero que cantes para ser feliz.

NOTICIAS RELACIONADAS

MÁS NOTICIAS

Más leído