fbpx
spot_img
mayo 16, 2022

ÚLTIMO MOMENTO:

Jack Nicholson, rebelde, voluble y mujeriego

banners 728

Jack Nicholson cumple 85 años este 22 de abril y, aunque está retirado desde hace una década, puede presumir de haber protagonizado algunos de los papeles más inolvidables del cine

Ya sea como el perverso Jack de “El resplandor”, El Guasón en la película “Batman”, a cargo de Tim Burton, o el voluble Edward Cole en “Antes de partir”, Jack Nicholson es uno de los actores más queridos del séptimo arte.

Aunque lleva años retirado de la vida pública en su mansión de Los Ángeles por problemas de salud, en donde es atendido por sus cuatro hijas y su hijo, y de donde apenas sale, se le ha visto acompañado por su hijo Raymond en los partidos de Los Ángeles Lakers, de los que son forofos seguidores. Gracias a estos partidos de la NBA que no se pierde, se le puede ver disfrutando con esa alegría y desenfado de siempre.

Desde hace tiempo los medios estadounidenses han asegurando que Nicholson padece alzhéimer y que sus dificultades para memorizar sus papeles fueron la razón por la que se apartó del cine. De hecho, la última película que rodó fue en 2010.

Un actor inclasificable, un actor de culto

Es uno de los actores con más personalidad y talento, especialmente capacitado para sacar toda la expresividad emocional posible. Jack Nicholson posee una versatilidad envidiable, borda por igual personajes cómicos y dramáticos… pero en especial personalidades difíciles, complicadas, psicópatas o perturbadoras, y en cualquier género, comedia, drama, suspenso o terror.

Después de varios trabajos menores, incluida la dirección, fue “Easy Rider” (1969), dirigida por su amigo de juergas, Dennis Hopper, la película que lo catapultó a la fama y su primera nominación al Oscar. Pero fue también cuando se aficionó a las drogas, en un rodaje en el que llegó a trabajar, cuentan, totalmente fumado en una de sus secuencias, la de la hoguera.

Si su brillante interpretación en “Chinatown” (1974), de Roman Polanski, le aportó toda la fama y la popularidad, su primer Oscar al Mejor actor, le llegó con la perturbadora cinta de Milos Forman, “Alguien voló sobre el nido del cuco” (1975), donde tuvo que combatir la locura para dejarse abraza r por ella en “El resplandor” (1980) de Stanley Kubrick.

Para entonces ya se había convertido en toda una estrella, todos los directores lo querían, hasta se permitió rechazar “El Padrino” al mismísimo Francis Ford Coppola. En 1983, sumó el Oscar al Mejor actor de reparto por “La fuerza del cariño” y por tercera vez lo recibió, al Mejor actor, por “Mejor… imposible” (1997), por su interpretación de un maniático escritor de éxito, de insoportable ego… que al final resulta encantador.

Fue el eterno Joker en “Batman” (1989) de Tim Burton, el coronel de Guantánamo en “Algunos hombres buenos” (1992), buscó el sentido de la vida en “A propósito de Schmidt” (2002) y se puso bajo las órdenes de Scorsese en “Inflitrados” (2006). Y así, hasta 63 títulos.

Nicholson puede presumir de una larga y exitosa carrera que incluye papeles inolvidables e irrepetibles, un “animal” de la interpretación (nunca mejor dicho, pues nos dejó con la boca abierta convertido en hombre-lobo), que supo encontrar en lo excesivo de su personalidad el equilibrio de su carrera.

Un secreto familiar

John Josephn Nicholson nació en New Jersey el 22 de abril de 1937, en una familia de clase media, el padre era escaparatista y la madre, peluquera. Tenía dos hermanas o al menos eso fue lo que él siempre creyó. Pero no era así.

Nicholson se enteró a los 37 años de que su hermana mayor, June, la que se marchó de casa a los 20 años con el sueño de convertirse en actriz, cuando él tenía tres, era en realidad su madre, y quienes tuvo siempre por sus padres eran en verdad sus abuelos. June quedó embarazada a los 17 años, era soltera y aspiraba a ser artista, por lo que sus padres decidieron ocultarlo y hacerse cargo del bebé para no frenar la carrera de la hija… Y tan bien lo hicieron que jamás se lo dijeron.

No fue casualidad que también Jack decidiera seguir los pasos de la que creía su hermana, y muy jovencito se marchó a Los Ángeles para intentar hacer carrera en Hollywood. ¡Y vaya si la hizo! Con 17 años entró en la Metro Goldwyn Mayer y, aunque no fue como actor, al menos estaba en el lugar indicado. Confiaba en él y sabía que llegaría su oportunidad.

Tuvo que esperar a los 37 años, a 1974, cuando, tras el estreno de “Chinatown”, que fue todo un éxito, y a raíz de un documental sobre su vida (“Dr. Jack y Sr. Nicholson”), la verdad salió a la luz, un drama que ni al más audaz de los guionistas se le ocurriría para un filme. Para entonces tanto su madre como sus abuelos ya habían fallecido, pero le corroboró los hechos su otra hermana, es decir, su tía Lorraine. Y ¿sobre su padre?, él afirma que nunca le interesó ahondar…, pero al parecer fue un antiguo conocido de la familia quien mantuvo también relaciones con la madre, un ser despreciable que nunca se manifestó hasta el triunfo del actor, cuando llamó a la prensa para reconocer su paternidad.

Un tipo atormentado

De carácter temperamental, rebelde y voluble, sus biógrafos coinciden en que gran parte de su vida fue un tipo atormentado, “asiduo consumidor de drogas, obsesionado por el sexo, incluso incapaz de mantener relaciones estables” con ninguna de las cientos de mujeres que pasaron por su vida, casi todas espectaculares actrices, modelos o cantantes, un impresionante historial sentimental, aunque únicamente se casó una vez, con Sandra Knight (1962-1966), madre de su hija Jennifer.

Mantuvo romances con otras actrices como Winnie Hollman (con la que tuvo otra hija: Honey Hollman), Rebecca Broussard (madre de Raymond y Lorraine) o Candice Bergen; y cantantes como Joni Mitchell y Michelle Phillips, de The Mamas and the Papas, cuando se había separado para casarse con Dennis Hopper, al que abandonó a la semana por Nicholson.

La lista es interminable: Rachel Ward, Bianca Jagger, Diane Keaton, Meryl Streep, Melanie Griffith… y hasta la madre del actual primer ministro canadiense, Margaret Trudeau; incluso la inestable Cristina Onassis se rindió a su magnetismo, pero fue Anjelica Huston la mujer que mejor lo entendió, o al menos, la que más tiempo le duró: casi 17 años (1973-1989), pero contando las idas y las venidas…

Pero por detrás de estas excentricidades o debilidades, había un hombre culto, con inquietudes, uno los actores más preparados de su generación, interesado por el saber, la literatura, el arte y la filosofía: “a mí me apasiona conocer todo, la vida, el estudio en cualquier rama del conocimiento”, dijo.

NOTICIAS RELACIONADAS

MÁS NOTICIAS

Incidentes han aumentado hasta 300% por rediseño del espacio aéreo: SINACTA

Alfredo Covarrubias, secretario general del SINACTA afirmó que el rediseño del espacio aéreo ha dado pie a una mayor incidencia y en los últimos...

Gobierno de la CDMX señala inconsistencias en informe final de la empresa DNV

El Gobierno de la CDMX señaló que existen una serie de "inconsistencias y contradicciones" en el informe final que entregó la empresa noruega DNV,...

Gobernador atestigua firma de convenio entre Sejuve y Alibaba

El gobernador del estado de Querétaro, Mauricio Kuri González, destacó que mil estudiantes universitarios serán capacitados mediante Aldeas Digitales de la Secretaría de la Juventud y Grupo Alibaba

Por posesión de drogas, detienen a 2 hombres en Parques Industriales

En la colonia Parques Industriales de la ciudad de Querétaro, 2 individuos fueron detenidos por su presunta responsabilidad en el delito de posesión de drogas: marihuana, cocaína y metanfetaminas

Madres de desaparecidos protestan en la CDMX; exigen celeridad en la búsqueda

"En vez de estar festejando con la familia tenemos que venir a una marcha para poder gritar que nos devuelvan a nuestros hijos", dijo...
banners

LO + RECIENTE

¿YA NOS SIGUES EN NUESTRAS REDES?

84,587FansMe gusta
1,758SeguidoresSeguir
49SeguidoresSeguir
6,538SeguidoresSeguir