Santander se perfila como posible comprador de Banamex

Santander es el principal candidato para adquirir a Banamex. Foto: Especial
Santander es el principal candidato para adquirir a Banamex. Foto: Especial

Luego de que Citigroup anunciara ayer su salida de los negocios de banca de consumo y banca empresarial en México, el banco español Santander se perfila como el principal candidato para adquirir a Banamex

El banco español Santander se perfila como uno de los posibles interesados por el negocio de Citibanamex en México, uno de los mercados principales del grupo y donde ve buenas perspectivas de crecimiento en el largo plazo, informaron fuentes financieras a Europa Press.

Precisamente como parte de esta estrategia de mejorar su posición en mercados con un mayor potencial de crecimiento, el grupo que lidera Ana Botín llevó a cabo en 2021 una Oferta Pública de Adquisición de acciones voluntaria (OPA) con la que pasó a hacerse con el control del 96.16 por ciento del capital social de Santander México, frente al 91.64 por ciento anterior.

Según un informe de evaluación sobre la economía latinoamericana publicado en octubre por el Banco de España, Santander era la tercera entidad de capital extranjero más grande en México, con una cuota de mercado del 12 por ciento en depósitos y del 11 por ciento en créditos.

Hasta septiembre, la filial mexicana del Santander obtuvo un beneficio neto de 602 millones de euros, representando el 9.4 por ciento del total de ganancias del grupo bancario a nivel mundial.

Sin embargo, es BBVA la mayor entidad de capital extranjero del país, al ser la principal entidad en depósitos (19 por ciento) y en préstamos (en torno al 20 por ciento). Al cierre de septiembre, BBVA registraba un beneficio de mil 811 millones de euros en México, representando el 43.5 por ciento de las ganancias del grupo, por delante del resultado atribuido en España, que representaba el 29.4 por ciento del beneficio neto.

El magnate mexicano Ricardo Salinas Pliego fue uno de los primeros en alzar la mano al expresar el martes vía Twitter que ha pedido a su equipo «analizar la conveniencia» de adquirir el negocio de Banamex.

El volumen de negocio del banco en el sector del que se quiere retirar en México se elevó a 3 mil 500 millones de dólares en los primeros nueve meses de 2021, equivalente a 6 por ciento de sus ingresos totales.

Su salida está sujeta a varias condiciones y aprobaciones, incluidas las de los reguladores de Estados Unidos y México.

Citigroup anunció este martes su intención de vender sus operaciones de banca de consumo y pequeñas empresas en México para enfocarse en su grupo de clientes institucionales, según ha informado en un comunicado.

Los negocios de Citi a la venta incluyen las operaciones de banca de consumo y de pequeñas empresas y el negocio de banca de mercado medio en México. El grupo ha aclarado que continuará operando en el país mediante una licencia bancaria local a través de su negocio de clientes institucionales.

Las operaciones de banca de consumo y de pequeñas empresas de México representan la totalidad de la unidad de Banca de Consumo Global de América Latina. En los primeros tres trimestres de 2021, estos negocios facturaron aproximadamente 3 mil 500 millones de dólares, registraron beneficios antes de impuestos por valor de mil 200 millones, sumaron 44,000 millones en activos y 4,000 millones en capital tangible promedio asignado.

«Citi ha operado en México por más de un siglo y el país seguirá estando entre los mayores mercados institucionales del banco fuera de los Estados Unidos. Citi continuará invirtiendo y fomentando el crecimiento de dichas operaciones en México, junto con su franquicia de Citi Private Bank», destacó la firma estadounidense.

La consejera delegada de Citi, Jane Fraser, explicó que la decisión de salir del negocio de banca de consumo y empresas de México está «completamente alineada» con los principios estratégicos del grupo. Mediante esta medida, el banco asignará sus recursos a oportunidades que encajen en sus principales fortalezas, así como a sus ventajas competitivas que permitan simplificar la estructura del banco.

Las desinversiones planificadas de Citi de sus negocios en México, Asia y Europa están alineadas con el reposicionamiento de sus operaciones de consumo para enfocarse en centros de riqueza a nivel mundial, así como en pagos y préstamos y una presencia minorista específica en los Estados Unidos.

Con respecto a los efectos sobre clientes y empleados, el director corporativo de desarrollo institucional, estudios económicos y comunicación de Citibanamex, Alberto Gómez, afirmó que no se verán afectados, ya que el banco seguirá con sus operaciones normales.

«Los clientes que tengan una tarjeta, una hipoteca, etcétera, por supuesto que los vamos a seguir atendiendo (…) el día a día sigue. Si quieres un crédito hipotecario, o una tarjeta, tocas nuestra puerta y te vamos a atender», subrayó en una videoconferencia.

Citi pondrá a la venta a Banamex, ¿qué pasará con sus clientes y empleados?