Nuevas disposiciones del SAT; mismos contribuyentes con más carga: especialista

Carlos Bautista Sánchez aseguró que la autoridad tributaria establece mecanismos de control cada vez más estrictos para, por ejemplo, deducir gastos, o bien, implementa disposiciones, como la carta porte, que aumentarán la carga administrativa de las empresas en este año

Las nuevas disposiciones del Servicio de Administración Tributaria (SAT) que entrarán en vigor durante este 2022 buscan, en su mayoría, fortalecer las herramientas de fiscalización de la autoridad, lo que implicaría mejorar el control de las tributaciones; no obstante, se mantiene la recaudación sobre las mismas personas y aumenta la carga administrativa para los contribuyentes cautivos.

Así lo dijo el contador público y consejero de la Asociación de Fiscalistas del Estado de Querétaro (AFEQ), AC, Carlos Bautista Sánchez, quien agregó que la autoridad tributaria establece mecanismos de control cada vez más estrictos para, por ejemplo, deducir gastos, o bien, implementa disposiciones, como la carta porte, que aumentarán la carga administrativa de las empresas en este año.

“Ahora, emitir una factura, un CFDI, y cancelarlo, ya no lo puede hacer una persona sin conocimientos mínimos de CFDI, de cuestiones informáticas; entonces, cada vez se requiere más para que el contribuyente cumpla correctamente con sus obligaciones. ¿Y qué contribuyente es? El que ya está cautivo. Ese es el problema. Obviamente, así como en su momento fue el RIF, Régimen de Incorporación Fiscal, y que ahora es el Resico, Régimen Simplificado de Confianza, pues se pretende ampliar la base de contribuyentes; sin embargo, pues no somos tan eficientes, por parte del Estado, en que sí permea, sí llegue, y que la base de contribuyentes pueda ampliarse; prácticamente las mismas personas son las que tienen que cumplir con más carga administrativa, con más requisitos de deducción, para poder cumplir con sus obligaciones fiscales de manera correcta y oportuna”, expuso.

El también expresidente de la AFEQ consideró que ampliar la base de contribuyentes es una forma de hacer más ecuánime la recaudación, mediante la cual el Estado recibe las contribuciones que le permiten ofrecer los servicios que debe otorgar y al ciudadano le posibilita contribuir al gasto público.

“En un ejemplo muy burdo: cuando estamos cargando una cosa entre pocos, si llegan más y lo cargamos entre más, nos repartimos el peso en una manera más equitativa y es mucho más manejable. Definitivamente que ampliar la base de contribuyentes es una de las fórmulas que, obviamente, no son tan fáciles de implementar, pero sería una de las respuestas”, sostuvo, para luego agregar que se debe captar a las personas que se encuentran en la economía informal y a aquellos grupos de los que no se recibe lo que se tiene que recaudar.

Herramientas digitales, mecanismo poderoso para la autoridad

Para Carlos Bautista, este año no solamente la recaudación se concentrará nuevamente en los contribuyentes cautivos, a quienes se les aumentará también la carga administrativa, sino que, además, el uso de las herramientas electrónicas y digitales se convertirá en el mecanismo más poderoso para la autoridad.

“Cada vez el tema electrónico, el tema de tiempo real, cobra mayor relevancia. El CFDI, sobre todo, va a ser la herramienta fiscalizadora más importante que va a utilizar la autoridad. (…) Al interior del gremio bromeamos y decimos: ‘Ya necesitamos un diplomado en CFDI’, porque realmente las características, las condiciones, (…) de repente, a una persona que no se dedica a esto, se le complica demasiado”, enfatizó.

Abundó en que entre las nuevas disposiciones del SAT se encuentra el uso de la carta porte, documento que ahora será digital y acompañará al CFDI, a través del cual, la autoridad sabrá en tiempo real la mercancía que se transporta y quién lo hace, en qué cantidad, desde dónde y a qué lugares, datos que, indicó, no se conocerían hasta hacer una revisión física.

Asimismo se implementará un buzón tributario, un medio que, mencionó el especialista, posibilitará entregar notificaciones, incluso de congelamiento de cuentas bancarias, de manera directa a los contribuyentes; además, se establecieron multas por emitir facturas electrónicas con errores o por cancelarlas fuera de plazo.

El SAT multará omisiones y errores en facturas