fbpx
comprador
Inicio ELITE Juana de Arco: 610 años del nacimiento de ‘La doncella de Orleans’

Juana de Arco: 610 años del nacimiento de ‘La doncella de Orleans’

Con solo 17 años Juana de Arco se cortó el cabello y se puso una armadura de hombre; entonces comenzó su camino hacia la guerra

En 1429, con solo 17 años de edad, montada en un caballo y dirigiendo un escuadrón de varios soldados, Juana de Arco se cortó el cabello y se puso una armadura de hombre; entonces comenzó su camino hacia la guerra

Uno de los videojuegos más icónicos de principios del siglo XX fue Age of Empires II, probablemente a través de este juego, desarrollado por Ensemble Studios y distribuido por Microsoft, fue que muchos conocimos a Juana de Arco.

La historia de la joven francesa era uno de los arcos más divertidos de Age of Empires, a través de estas líneas daremos un repaso por la breve e intensa vida de Juana de Arco, a 610 años de su nacimiento. ‘La doncella de Orleans’ fue una lideresa militar en Francia durante 1429 y 1430.

La hija de Jaques de Arco e Isabelle Romee, Juana, nació el 6 de enero de 1412, en la comunidad de Domrémi, Francia. Jaques era agricultor y fungía también como oficial de poca importancia militar, que dirigía una pequeña guardia local en su poblado.

El nacimiento de Juana de Arco ocurrió en una época transcendental de la historia europea, Francia estaba en guerra con Inglaterra, era «la guerra de los 100 años», un conflicto armado que, de hecho, duró 116 años y cuyo propósito era resolver quién controlaría las riquezas acumuladas por los monarcas ingleses desde 1154 en territorios franceses.

Desde su infancia, Juana de Arco demostró ser especial; decía que presenciaba visiones místicas que le guiaban y protegían. Con el tiempo, las visiones de la joven francesa se hicieron más vivas y tomaron rostros conocidos, el de Santa Catalina, Santa Margarita y San Miguel. El mensaje que estos traían para ella, eran que fuese buena y piadosa.

Durante los primeros meses de 1429, las voces que le guiaron desde la infancia le dijeron a Juana que debía ayudar al Delfín
Durante los primeros meses de 1429, las voces que le guiaron desde la infancia le dijeron a Juana que debía ayudar al Delfín

Durante los primeros meses de 1429, las voces que le guiaron desde la infancia le dijeron a Juana que debía ayudar al Delfín (príncipe de Francia), cuando los ingleses estaban a punto de capturar la ciudad de Orleans.

San Miguel, el Santo protector de Francia, le decía que sería ella quien levantaría el asedio de Orleans, iniciado en 1428. Juana de Arco, quien nunca dudo de las voces que le hablaban y nadie más podía escuchar, decidió cumplir con su destino. Para levantarse en armas, pidió a Robert de Baudricourt que le proporcionara una pequeña escolta para ir a la batalla, tras mucho insistir y reunir a los aldeanos para que le acompañaran, Juana logró su cometido.

Juana se cortó el cabello y se puso una armadura de hombre, entonces comenzó su camino hacia la guerra
Juana se cortó el cabello y se puso una armadura de hombre, entonces comenzó su camino hacia la guerra

En 1429 montada en un caballo y dirigiendo un escuadrón de varios soldados, Juana de Arco se cortó el cabello y se puso una armadura de hombre, entonces comenzó su camino hacia la guerra. Las tropas campesinas no dudaban de la joven, pero los soldados se mostraban escépticos a que una aldeana sin experiencia militar les liderase, sin embargo, la valentía y arrebato de Juana les convenció de dar la vida por ella. Su primera batalla terminó con victoria para Francia.

Cabe destacar que los registros históricos de esa época son breves y contradictorios, algunos apuntan que durante la liberación de Orleans Juana de Arco portaba un estandarte y no una espada, pero que a partir de esto infundía un fuerte impulso a la moral de su ejército, otros, en cambio, señalan que era una guerrera de mucho talento y una estratega de éxito, cualquiera que haya sido su papel durante la liberación del asedio de Orleans, el valor de Juana es muy alto, pues logró el reconocimiento de todo un ejército, cuando solo tenía 17 años.

A partir de esa batalla fue que nació el mote con que se le reconoce a más de seis siglos de su nacimiento, ‘La doncella de Orleans’, nombre que inspiró también la obra del dramaturgo alemán Friedrich Schiller y que se estrenó en Leipzig en 1801.

Después de su victoria en Orleans, Juana consiguió numerosas victorias para Francia, que estaba gobernada por el rey Carlos VII. El 23 de mayo de 1430 llegó su batalla definitiva. Debía defender Compiègne de un ataque de los borgoñones, tras un día de batalla, el ejército aliado de los ingleses superó a los galos y consiguió capturar a ‘La doncella de Orleans’.

Juana de Arco fue vendida al ejército inglés y trasladada a Ruán para ser juzgada por un tribunal eclesiástico
Juana de Arco fue vendida al ejército inglés y trasladada a Ruán para ser juzgada por un tribunal eclesiástico

Juana de Arco fue vendida al ejército inglés y trasladada a Ruán para ser juzgada por un tribunal eclesiástico. Durante el juicio, la joven francesa se sinceró y declaró que las voces que oía procedían de los santos y de Dios. Sin embargo, el tribunal, que la interrogó por lo menos una docena de veces, la acusó de brujería y señaló que las voces a las que hacía referencia eran del diablo; al final, se presentaron ante ella más de 70 cargos, el más grave de todos era el de «invención de falsas revelaciones y apariciones divinas».

Juana fue acusada de herejía y condenada a morir en la hoguera el día 29 de mayo de 1431, con solo 19 años
Juana fue acusada de herejía y condenada a morir en la hoguera el día 29 de mayo de 1431, con solo 19 años

Fue acusada de herejía y condenada a morir en la hoguera el día 29 de mayo de 1431, con solo 19 años, al día siguiente fue ejecutada la sentencia, frente a un numeroso grupo, mayor a 10 mil personas. Apegado al misticismo que siempre acompañó la vida de Juana, existe una leyenda que cuenta que su corazón sobrevivió al fuego, sin dañarse.

Con la guerra ganada, Carlos VII solicitó la revisión del juicio y absolvió de todos los cargos a Juana de Arco. ‘La doncella de Orleans’ fue beatificada en 1909 y canonizada en 1920, por el papa Benedicto XV, convirtiéndose en la patrona de Francia y en símbolo de la unidad nacional. Aunque Juana no ganó la guerra, su participación marcó un punto de inflexión determinante en el ánimo del ejército francés.

Stan Lee: 99 años del nacimiento del «fantástico» escritor