Ezequiel Montes, el pilar queretano de la Reforma

Ezequiel Montes fue uno de los principales defensores de la Constitución de 1957, las Leyes de Reforma y el presidente Benito Juárez. Foto: Especial
Ezequiel Montes fue uno de los principales defensores de la Constitución de 1957, las Leyes de Reforma y el presidente Benito Juárez. Foto: Especial

Este 5 de enero, se cumplen 139 años de la muerte de Ezequiel Montes, quien fue uno de los principales defensores del pensamiento liberal y primer representante diplomático de México en el Vaticano

Hace 139 años, el 5 de enero de 1883, murió el político liberal, abogado y diplomático mexicano Ezequiel Montes Ledesma, quien es considerado como uno de los pilares del pensamiento político liberal durante la época de la Reforma y una de las figuras más relevantes de la historia del estado de Querétaro.

Nacido el 26 de noviembre de 1820 en la entonces alcaldía mayor de Cadereyta, terminó sus estudios de primaria en San Juan del Río. Durante los siguientes años, trabajó como amanuense, es decir, aquella persona que se dedica al oficio de copiar escritos y escribir al dictado.

Tras estudiar latín, cursó gramática latina y filosofía en el Antiguo Colegio de San Ildefonso en la Ciudad de México, donde se desempeñó como profesor. En 1852, se tituló como abogado y al poco tiempo se integró a las filas del Partido Liberal. A mediados del Siglo XIX, comenzó su carrera política como diputado local y legislador federal.

Ezequiel Montes fue el primer representante diplomático de México en el Vaticano. Foto: Especial
Ezequiel Montes fue el primer representante diplomático de México en el Vaticano. Foto: Especial

A raíz del triunfo de la Revolución de Ayutla sobre la dictadura de Antonio López de Santa Anna, fue nombrado oficial mayor del Ministerio de Relaciones Exteriores por el entonces presidente interino de México, Juan Álvarez. Posteriormente, el ministro de Justicia, Benito Juárez García, lo designó como juez séptimo de lo Civil en la capital del país.

Después de la promulgación de la Constitución de 1857 y la posterior Guerra de Reforma entre liberales y conservadores, Ezequiel Montes Ledesma fue enviado como ministro plenipotenciario para negociar un tratado de amistad, comercio y navegación entre México y el reino de Bélgica en 1861.

Ezequiel Montes Ledesma “entendía el liberalismo como un proceso de asimilación y educación del derecho constitucional, que debía ser conducido y discutido por abogados a través de diversas interpretaciones de la Constitución Mexicana”, señala la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Ezequiel Montes, primer representante de México en el Vaticano

Durante aquellos años de confrontación entre la Iglesia Católica y el Gobierno de México, el entonces presidente Benito Juárez García lo envió como ministro plenipotenciario ante el Vaticano; sin embargo, el papa Pío IX se negó a recibirlo en la Santa Sede. Ezequiel Montes Ledesma pasó así a la historia como el primer representante diplomático mexicano en el Vaticano.

A lo largo de sus últimos años, volvió a desempeñarse como diputado local y legislador federal en varias ocasiones y, en 1880, el presidente Manuel González Flores lo nombró como ministro de Justicia e Instrucción Pública; no obstante, sus problemas de salud le impidieron ejercer dicho cargo.

Luego de haber figurado como un férreo defensor de la Constitución de 1957, las Leyes de Reforma y del presidente Benito Juárez García; el político, diplomático y abogado queretano murió a los 62 años en la Ciudad de México. Sus restos fueron trasladados al Panteón de Dolores.

En 1920, el pueblo de Corral Blanco cambió su nombre a Ezequiel Montes. Foto: Especial
En 1920, el pueblo de Corral Blanco cambió su nombre a Ezequiel Montes. Foto: Especial

Como uno de los más grandes oradores y políticos que haya nacido en el estado de Querétaro, su memoria fue reconocida en 1920 cuando el nombre del pueblo de Corral Blanco fue cambiado por el de Ezequiel Montes. Más tarde, en 1941, la zona suroeste del municipio de Cadereyta se convirtió en el municipio de Ezequiel Montes; y el municipio de Cadereyta adoptó el nombre oficial de Cadereyta de Montes.

Tanto en la ciudad de Querétaro como en la Ciudad de México, hay avenidas y monumentos en honor a uno de los personajes históricos más distinguidos de la época de la Reforma.

Prevén 70% de ocupación hotelera en Ezequiel Montes durante Año Nuevo