Año Nuevo, casa nueva

La escritora y decoradora de interiores Elena Talavera compartió los puntos que se deben tomar en cuenta al momento de remodelar un hogar

Lo primero que debemos tomar en cuenta al momento de remodelar o redecorar un espacio es definir el estilo que deseamos, ya que, de acuerdo con la interiorista y escritora Elena Talavera, la mayoría de las personas usa lo que tiene en casa o lo que es más barato, dejando de lado la funcionalidad del hogar.

En entrevista exclusiva con “Códigoqro”, la autora de libros como “Tú casa eres tú” y “El poder de los objetos”, considerada como una de las 10 diseñadoras más influyentes en México, compartió las claves para remodelar un hogar, que explica en su libro “Tu casa, tu estilo”.

“No estamos acostumbrados a buscar en nuestro interior quiénes somos realmente y qué es lo que queremos, tenemos una mesa o una silla y eso es lo que ponemos y no buscamos a través de nuestra casa transmitir nuestra forma de ser”, puntualizó la autora.

Asimismo explicó que la pandemia expuso la importancia de hacer de nuestra casa un refugio que se pueda transformar de acuerdo con nuestras necesidades.

“He pensado mucho en esto últimamente y yo creo que en esta nueva normalidad en una casa debería haber más puertas corredizas en donde, al abrirlas, se pueda hacer un espacio social y, al cerrarlas, espacios privados, es decir, un sistema de puertas de bolsillo para integrar o separar espacios.

“Otra de las cosas que he notado que ha sido fundamental en estos tiempos ha sido el tema de la acústica, que también es parte de la decoración: es importante tener una recamara en la que tanto no te oigan tus ruidos como que tú no oigas los ruidos de los demás; esto es algo fundamental, más ahora que tenemos oficinas en casa, escuelas en casa. Es bueno que podamos trabajar sin escuchar ruidos como la licuadora, la aspiradora y los perros”.

Finalmente, insistió en integrar más espacios verdes y jardines, ya que esta contingencia nos enseñó la importancia de estar conectados con la naturaleza y tener una casa funcional y en armonía.

Claves para remodelar una casa

1. Encuentra tu estilo y planifica tu felicidad

Potencia los espacios conectando con las emociones: “Aunque la mayoría se centra en el dinero y en que quede bonito, para mí es fundamental conectar con los espacios y entender para qué sirve cada uno; por ejemplo, el vestíbulo, que no solo es la bienvenida para los demás, sino para uno mismo, que está llegando de la calle, del trabajo, por eso es importante que sientas que la casa te está diciendo: ‘¡Qué bueno que ya llegaste!’ y no al revés, que todavía que llegas con mil cosas en la mente, llegues a una casa desordenada que no invita a entrar”.

2. Presupuesta sin morir en el intento

Hablar del presupuesto y de los números es también “ponernos de acuerdo y nos da mucha información de nosotros, de cómo actuamos frente al dinero, cómo lo vemos; si gastamos lo que no tenemos, cómo lo proyectamos. Hay que recordar que no solo se cuenta con el dinero del pasado, que son los ahorros, sino que también está el del presente, que puede ser un crédito, y el del futuro, que son los ingresos que recibimos mientras realizamos la remodelación”.

3. Vive la magia de la transformación

El plan de trabajo es muy importante y se refiere a cómo se va a realizar el proyecto: “Si vamos a hacerlo por áreas o por capas, es decir, primero todo el piso, todas las paredes o irse por dejar linda una recámara y después pasar a otra área de la casa. Hay que considerar que generalmente los baños y la cocina son las áreas de la casa que se llevan más presupuesto debido a las tuberías, la humedad o las instalaciones”.

4. Maximiza el potencial de la casa

Hay que evaluar y reflexionar para qué sirve cada área de la casa: el comedor, la cocina, el patio y así irle dando funcionalidad a todos los espacios.

5. Entra en el fascinante mundo de la iluminación

La iluminación, el mobiliario, la parte rígida y la parte suave, como los cojines, las cortinas y los tapetes, dan la calidez y la armonía a la casa.

6. Flexibilidad y resiliencia

El COVID-19 nos enseñó que hoy en día las casas deben tener mucha flexibilidad y conectividad: “Hoy las casas deben ser escuela y oficina, y hay que entenderlas como espacios resilientes, en los que se puedan quitar áreas convencionales como una sala para convertirla en un lugar de trabajo”.

7. La casa, un refugio para la nueva normalidad

El espacio de trabajo de las mamás debe estar en un lugar de la casa en que puedan tener el control de todo: de la cocina, de la puerta y de los hijos; mientras que el de los papás debe estar más aislado de los ruidos de la casa.

En cuanto a los niños, se aconseja tener varias opciones, ya que no aguantan mucho tiempo en un mismo lugar.

“El espacio de trabajo de los niños puede estar en la recámara o el comedor, yo los cambiaría dependiendo el trabajo que van a realizar, que hubiera flexibilidad para que unas horas estén dentro y, otras, fuera. Yo recomiendo mesas redondas, porque estamos frente a frente y, aunque entiendo que no en todas las casas caben, son una buena opción para quien pueda tenerlas; además, dejar cajones o una parte de los muebles con sus cosas de trabajo les da importancia y sienten que ese espacio es realmente suyo”.