España limitará festejos de Año Nuevo para frenar nuevos contagios

España impondrá restricciones regionales durante las celebraciones de Año Nuevo. Foto: Especial
España impondrá restricciones regionales durante las celebraciones de Año Nuevo. Foto: Especial

Mientras el Gobierno de España reportó hoy casi 100 mil casos nuevos de COVID-19, las autoridades regionales alistan la imposición de restricciones durante las celebraciones de Año Nuevo

El número de contagios por la variante ómicron del coronavirus sigue imparable en España y, a tres días de la Nochevieja, cobran fuerza las políticas regionales destinadas a limitar o prohibir las grandes celebraciones de fin de año para tratar de frenar la expansión de la sexta ola, unas medidas que afectan directamente al sector del ocio nocturno y la hostelería, de nuevo los más castigados por la pandemia.

Tras las celebraciones de Navidad, los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, elevaban ayer la incidencia acumulada en España por encima del millar (mil 206 casos a 14 días) por primera vez desde el inicio de la crisis sanitaria.

De acuerdo al informe de Sanidad, desde el pasado jueves, el país sumó 214 mil 619 nuevos positivos por COVID-19, lo que supone que el total de contagios desde marzo de 2020 está al borde de llegar a los 6 millones, y los fallecidos están cerca de los 90 mil.

La diferencia con anteriores olas está en la campaña de vacunación -casi 90 por ciento de la población ha recibido la pauta completa -, ya que el incremento de contagios no se refleja en la misma proporción en la presión hospitalaria y en las defunciones.

Restricciones regionales en España

A pesar de la menor repercusión sanitaria, el Gobierno de España expresó este martes su preocupación por la evolución de la pandemia y mostró su apoyo a los gobiernos regionales que han aprobado o planean restricciones de cara a la Nochevieja.

«Seguimos con mucha atención, con preocupación, la evolución de los indicadores», dijo hoy la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, en rueda de prensa.

Hasta el momento barajan restricciones las regiones de Galicia y País Vasco (ambas en el norte) y las ha aprobado ya la vecina Cantabria, donde desde hoy no podrá abrir el ocio nocturno y la hostelería tendrá un aforo del 75 por ciento -de su capacidad en los municipios que se encuentren en riesgo alto por contagios. También Cataluña limita el ocio nocturno y la hostelería, y ha impuesto un toque de queda entre la una de la madrugada y las seis de la mañana.

En otras comunidades autónomas, como Aragón, las medidas para los locales de hostelería y los establecimientos de ocio nocturno entrarán en vigor a partir de mañana.

El Gobierno de España defiende una «respuesta adecuada» a la situación de cada territorio por encima de una única central, una postura que hoy subrayó de nuevo Rodríguez en la rueda de prensa, quien recordó que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, se reunió hace cinco días con los presidentes autonómicos.

La ministra portavoz señaló que los datos actuales demuestran que en aquellos grupos donde se había iniciado la inyección de la dosis de refuerzo es en los que menor afección del coronavirus hay, por lo que pidió intensificar la vacunación en todo el territorio español.

España suma casi 100 mil nuevos contagios por COVID-19 en un día