Corea del Sur pacta con EUA borrador para finalizar Guerra de Corea

Corea del Sur ha pactado un borrador con Estados Unidos para terminar con la Guerra de Corea. Foto: Especial
Corea del Sur ha pactado un borrador con Estados Unidos para terminar con la Guerra de Corea. Foto: Especial

Corea del Sur aseguró hoy que ha pactado con Estados Unidos un borrador para poner fin a la Guerra de Corea (1950-1953) y reanudar las negociaciones con el régimen comunista de Corea del Norte

El ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Chung Eui-yong, dijo hoy que Seúl y Washington han acordado «virtualmente» el borrador de una declaración para poner punto final a la Guerra de Corea, que el gobierno surcoreano ha venido impulsando para atraer a Corea del Norte de nuevo a la mesa de diálogo.

«En lo que respecta a la declaración para finalizar la guerra, la República de Corea y Estados Unidos ya se han mostrado de acuerdo sobre su importancia y las dos partes virtualmente han acordado un borrador», dijo Chung este miércoles al ser preguntado en una rueda de prensa.

Los analistas dudan sobre la viabilidad de esta iniciativa, recuperada el pasado septiembre por el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-In, como un último esfuerzo para traer de vuelta a Pyongyang a las conversaciones sobre desnuclearización antes de que concluya su mandato el próximo mayo.

El texto pretende servir para poner fin a la Guerra de Corea (1950-1953), que se cerró solo con un alto el fuego, pero el hecho de que se trate de una declaración y no de un tratado de paz hace que en realidad no sea un acuerdo vinculante.

«Aunque Corea del Norte exhibió una serie de reacciones rápidas y positivas a la declaración del fin de la guerra, esperamos que muestre una respuesta más concreta», añadió Chung, en declaraciones que recoge la agencia de noticias Yonhap.

La hermana del líder supremo de Corea del Norte, Kim Yo-Jong consideró en su momento que la declaración era «interesante», pero instó a Seúl y a Washington a abandonar su «política hostil» hacia el régimen comunista para lograr progresos en el diálogo.

El propio Kim Jong-Un dijo después que por el momento no estaba interesado en celebrar ningún encuentro con Estados Unidos para tratar de reavivar el estancado diálogo sobre desnuclearización debido a la mencionada «política hostil».

«Estamos analizando diversas vías para hacer que avancen las conversaciones con Corea del Norte», añadió Chung sin detallar cuáles serían esas vías.

Las palabras de Chung llegan en un momento en el que Corea del Norte está celebrando un importante plenario del Partido de los Trabajadores en el que trazará sus políticas y diplomacia para 2022.

Se espera que al concluir el pleno, en torno al Año Nuevo, Kim Jong-Un pronuncie un discurso de clausura que sirva como mensaje para Seúl y Washington sobre cuáles van a ser las intenciones del régimen el próximo año.

Corea del Sur endurece restricciones sociales por repunte de COVID-19