fbpx
whatsapp web
Inicio GLOBAL Francia impone trabajo en casa y adelanta tercera dosis contra COVID-19

Francia impone trabajo en casa y adelanta tercera dosis contra COVID-19

El Gobierno de Francia endureció las medidas para frenar la quinta ola de la pandemia de COVID-19. Foto: Especial
El Gobierno de Francia endureció las medidas para frenar la quinta ola de la pandemia de COVID-19. Foto: Especial

Para hacer frente a la quinta ola de la pandemia de COVID-19, el Gobierno de Francia ordenó hoy el trabajo desde casa por lo menos tres días por semana

El Gobierno de Francia anunció -este lunes 27 de diciembre- nuevas medidas para frenar la quinta ola de COVID-19, entre las que destacan la imposición del trabajo en casa por lo menos tres días a la semana; así como adelantar la dosis de recuerdo de cinco a tres meses tras las primeras dos inyecciones.

El primer ministro francés, Jean Castex, realizó estos anuncios después de la aprobación de un proyecto de ley en Consejo de Ministros que deberá ser aprobado por la Asamblea Nacional en enero.

Este texto excluye medidas drásticas, pues de momento se mantendrá la vuelta al colegio el 3 de enero de 2022 y se descarta un toque de queda, aunque sí prevé la restricción de las concentraciones públicas.

Castex, quien compareció junto al ministro de Salud, Olivier Véran, puso el acento en el aumento del ritmo de vacunación (actualmente el 78 por ciento de la población total -incluyendo niños- tiene al menos una dosis) y para ello confirmó que el actual pase sanitario se convertirá en uno de vacunación.

Con este cambio, los no vacunados, que hasta ahora podían presentar un test negativo, deberán demostrar a partir del 15 de enero de 2022 una inoculación para poder ir a cines, teatros, museos, transportes, cafés e instalaciones deportivas.

El primer ministro de Francia también avisó de que se endurecerán las multas contra el uso de los falsos pases sanitarios, que se calculan en cientos de miles.

«Esa práctica me escandaliza, como primer ministro y ciudadano, es un acto deliberado de puesta en riesgo a otras personas y ninguna convicción personal lo justifica», dijo Castex, sin determinar los detalles de esas nuevas multas que se darán este viernes tras una serie de consultas legales.

El mandatario francés se mostró además preocupado por las grandes aglomeraciones. A partir de enero, se establecerán topes de 2 mil personas para los locales cerrados y 5 mil para los del exterior.

Se regulará asimismo el consumo en bares, restaurantes y salas de cines. En los primeros, solo se podrá hacer sentado, y en las segundas no se podrá comer ni beber para no retirar la mascarilla, medida que afectará también al transporte.

Por primera vez, Francia registra más de 100 mil casos diarios de COVID-19