Copaku, una fábrica de sueños

Copaku

La asociación civil Copaku, creada por la familia Palacios Kuri, busca cambiar la vida de niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad a través de inyecciones de magia que cumplan sus sueños, se conviertan en soporte para su familia y les brinden oportunidades de vida

Transformada en la princesa Elsa, de Disney, Tania Palacios Kuri presentó la asociación civil Copaku, que tiene la visión de convertirse en una fábrica de sueños y sonrisas dirigida a niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad.

Con el objetivo de transformar la vida de los menores con alguna enfermedad crónica o terminal, Copaku busca, además de cumplir sus sueños, ser un soporte para sus familias y convertirse en gestores de oportunidades.

Copaku

Durante el Festival el poder de la magia, al que acudieron los fundadores de la asociación, Martha Kuri y Humberto Palacios, la diputada Laura Dorantes y la presidenta del Sistema Estatal DIF, Car Herrera de Kuri, se anunció la donación de la primera cirugía de corazón para algún menor que lo requiera.

Fue Humberto Palacios Alcocer el encargado de compartir la noticia y asegurar que la asociación busca al candidato y las condiciones adecuadas para la realización de la intervención quirúrgica.

En el evento, la presidenta de Copaku, Tania Palacios Kuri, se dirigió a los pequeños de diferentes asociaciones para contarles la historia de su pequeña hermana Carolina, quien lamentablemente murió a causa de una enfermedad congénita e inspiró la creación de la organización.

“(La princesa Carol) es dueña de la tierra llamada Copaku, ella tiene los ojos verdes, las cejas muy arqueadas, el cabello castaño y rubio, más suave que el de Elsa, y es muy fuerte, pero ella tenía un problema en su corazón porque era más grande de lo normal (…) quiero pedir un aplauso a los fundadores de esta asociación, Martha Kuri y Humberto Palacios, quienes convirtieron el dolor en motor, a los padrinos de la princesa, Humberto y Bibi, a sus primos príncipes y princesas, Mau, Sabina, Carcita, y a su reina madre, Car Herrera, que está aquí para ayudarnos a hacer latir muchos corazones; a la princesa más generosa del reino, que tiene un poder inmenso para escuchar corazones, Laura Dorantes (…) y como dice Rafiki: ‘el pasado puede doler, pero dependiendo de la forma como lo veamos, podemos huir o aprender de él’”, compartió Tania Palacios.

Copaku

En su intervención, la diputada del Partido Acción Nacional en la 60 Legislatura del estado de Querétaro, Laura Dorantes, disfrazada de Jasmín, se dirigió a los niños presentes para invitarlos a seguir soñando.

“Niños, ustedes son nuestro mayor tesoro y estamos felices de poder celebrar estas fechas con ustedes (…) gracias por venir a celebrar a este Festival el poder de la magia, que nace del inmenso corazón de un angelito que estoy segura que está aquí celebrando con nosotros en este momento (…) acuérdense que no hay que dormir solo para descansar, duerman para soñar, porque cada sueño se puede cumplir”.

Finalmente, Car Herrera de Kuri también reconoció la labor de la asociación  y reafirmó su compromiso con la niñez queretana.

Inyecciones de magia para curar corazones