Inyecciones de magia para curar corazones

La asociación Copaku surge a partir de una pérdida que se transformó en una red de personas que se han sumado con el objetivo de ayudar a cambiar la vida de niños en situación de vulnerabilidad

Con el objetivo de transformar la vida de niños con enfermedades graves en situación de vulnerabilidad, cumpliendo sus sueños y brindándoles apoyos médicos y psicológicos, surge la asociación civil Copaku, inyecciones de magia para curar corazones.

Aunque en un principio solo se enfocaría en niños con enfermedades del corazón, al recibir solicitudes por parte de otros niños en situaciones de gravedad no necesariamente por cuestiones cardiacas, decidieron ampliar su objetivo social.

“Empezamos con actividades a favor de niñas y niños hace aproximadamente dos años, el primer caso que apoyamos fue el de una niña que se llama Luciana, que tenía un problema en la columna vertebral y un problema de crecimiento, la favorecimos con una intervención quirúrgica, la operación fue todo un éxito y hoy Luciana es una niña sana, una niña que va a la escuela y que puede jugar”, compartió Tania Palacios Kuri, presidenta de la asociación.

Con poco más de un año de acciones y antes de conformarse formalmente como asociación, Copaku ha trabajado también con niños que no tiene alguna afección física pero sí emocional, compartiendo que en uno de los momentos clave de la pandemia, recibieron la petición de un padre de familia, cuyo hijo tuvo un intento de suicidio, por lo que canalizaron a toda la familia para que recibiera terapia psicológica.