Nadie es bueno del todo: Sandra Bullock

Sandra

La protagonista de películas como “Miss simpatía” y “Máxima velocidad”, Sandra Bullock, estrenará el viernes su nueva colaboración con Netflix, tras el éxito de “Bird Box”

Saber perdonar y ser perdonado, aceptar los errores y cerrar las heridas. Sobre eso reflexiona Sandra Bullock en “The unforgivable” (“Imperdonable”), un áspero e intenso drama en Netflix sobre una condenada por asesinato que, al salir de la cárcel, no logra que la sociedad la reintegre en su seno.

“Nadie es bueno del todo y nadie es malo del todo”, apuntó en una videollamada con Efe la ganadora del Oscar por la cinta del 2009 “Un sueño posible”, quien estrena el viernes “The unforgivable”, dirigida por la alemana Nora Fingscheidt y en donde también aparecen Viola Davis, Vincent D’Onofrio y Aisling Franciosi.

La película se centra en Ruth (Sandra Bullock), una mujer que, tras cumplir su pena por matar a un policía, trata de reencontrarse con su hermana pequeña (Aisling Franciosi), pese a que la sociedad le pone mil obstáculos para su reinserción.

“Netflix está contando historias que no verían la luz en los cines. Y muchas veces son historias con mujeres, historias de diferentes culturas: historias que no son cintas de Marvel”, defendió la actriz y productora.

EFE: En “The unforgivable” los buenos no son siempre buenos y los malos no son siempre malos.

Bullock: “Nora siempre dijo que quería asegurarse de que cada personaje tuviera dos caras: la cara que miramos y que juzgamos, y la otra cara, que, al girar y verla, decimos: ‘oh, no vi eso venir’. (…) Así es la vida real. Nadie es bueno del todo y nadie es malo del todo. Nacemos bajo circunstancias que están más allá de nuestro control, la vida nos pone en situaciones que están fuera de nuestro control y que nos moldean”.

EFE: Tras salir de la cárcel, ¿cómo se enfrenta Ruth a un mundo que no la acepta?

Bullock: “Está acostumbrada a eso. Nació en un mundo que la rechazó, que no le permitió progresar y ser una niña. Nació en un mundo en el que tuvo que hacer de madre de una pequeña, protegerla y salvarla, pese a que ella no había traído a esa pequeña a este mundo. (…) Es desgarrador, pero ves a Ruth constantemente levantándose de nuevo cada vez que alguien la derriba. Y tú como espectador te preguntas por qué no se rinde simplemente: ‘Sé feliz fuera de la cárcel, sé feliz con lo que tienes, deja sola a esa niña que ahora es casi una adulta, vete con tus cosas, no te la mereces’. (…) Son muchas las grandes preguntas que hace esta película”.

“Cuando veo historias de personas que han experimentado un increíble dolor, una pérdida increíble a manos de un tercero, y las veo perdonándolos, yo me inclino ante esas personas”. Sandra Bullock

Boletos de Spider-Man: No Way Home causan peleas en cine de Cuernavaca