El poema que inmortalizó a Jim Morrison como el Rey Lagarto

Morrison

Es bien sabido que a Jim Morrison le fascinaban los reptiles y en sus poesías y canciones se pueden encontrar varias referencias sobre serpientes y lagartos, de ahí «El Rey Lagarto», el apodo que lo inmortalizó

Hoy Jim Morrison, vocalista de una de mas más emblemáticas bandas de rock de todos los tiempos, The Doors, estaría celebrando su cumpleaños número 78. Sin embargo, su estrella se apagó el 3 de julio de 1971 para unirse a los también legendarios Brian Jones, Jimi Hendrix y Janis Joplin, en el mítico Club de los 27.

Autonombrado «Mr. Mojo Risin», Morrison destacó además, por improvisar pasajes de poesía hablada mientras la banda tocaba en vivo, por lo que además de ser el chamán de la música, desarrolló su talento como poeta.

Morrison

En vida Jim sólo publicó dos libros, ambos en 1969: «The Lords» y de «The New Creatures»Ambos originalmente salieron en ediciones privadas, pagadas por él y que distribuyó entre sus amigos. También publicó dos poemas, también autofinanciadas: «An American Prayer» (1970) y «Oda a L.A.», dedicado a Brian Jones, de The Rolling Stones, dos años antes que muriera.

Así, a finales de la década de los sesenta Jim dio a conocer una de sus composiciones literarias más famosas: «The celebration of the Lizard» (La celebración del Lagarto), poema que fue incluido en la cubierta del álbum «Waiting for the Sun» (1968), con la leyenda «Letra de una composición teatral de The Doors», que inmediatamente le dió el apodo de «El Rey Lagarto», pues una de las líneas decía:

«I am the Lizard King, I can do anything» (Yo soy el Rey Lagarto, puedo hacer lo que sea).

Morrison

Aquí un fragmento del poema:

«Vagabundos en celo, rabiosos, echando espuma
Una fiera enjaulada en el corazón de una ciudad
El cuerpo de su madre
pudriéndose en la tierra del verano
Huyó de la ciudad
Fue hacia el sur y cruzó la frontera
Dejó el caos y el desorden
Les dio la espalda
Una mañana se despertó en un hotel verde
Con una extraña criatura gimiendo a su lado
El sudor rezumaba de su brillante piel
¿Estamos todos?
La ceremonia va a empezar
¡Despierta!
No puedes recordar dónde fue.
¿Ha terminado este sueño?
La serpiente era de oro pálido
Vidriosa y encogida
Teníamos miedo de tocarla
Las sábanas eran cálidas prisiones muertas
Y ella estaba a mi lado…»

Cuando se le cuestionó sobre su amor a los reptiles contestó: «No debemos olvidar que el lagarto y la serpiente se identifican con el inconsciente y las fuerzas del mal. Hay algo muy profundo en la mente humana que responde con mucha fuerza ante las serpientes. Creo que las serpientes representan todo lo que más tememos».

El apodo adquirió popularidad entre los fanáticos de Morrison, pues creyeron que se trataba de un personaje ficticio. Dos años más tarde The Doors lanzó el álbum «Absolutely Live», y dio a conocer el poema completo en una majestuosa obra musical.

Finalmente, «El Rey Lagarto» se convirtió en el sobrenombre más popular de Jim Morrison, superando incluso a «Mr. Mojo Risin». 

El rockero Tom Petty recibirá doctorado en música