Se requieren más plazas para los químicos dentro de la industria

María Eugenia Briseño Sáinz, presidenta del Colegio de Químicos del Estado de Querétaro, confirmó que los egresados de estas carreras tardan de 8 a 12 meses en colocarse en el campo laboral
María Eugenia Briseño Sáinz, presidenta del Colegio de Químicos del Estado de Querétaro, confirmó que los egresados de estas carreras tardan de 8 a 12 meses en colocarse en el campo laboral

María Eugenia Briseño Sáinz, presidenta del Colegio de Químicos del Estado de Querétaro, confirmó que los egresados de estas carreras tardan de 8 a 12 meses en colocarse en el campo laboral

Dentro de la industria del estado se requiere la apertura de más plazas para los químicos con especialidad agrícola, en alimentos, en metalurgia, así como en la ingeniería química y químico ambiental.

María Eugenia Briseño Sáinz, presidenta del Colegio de Químicos del Estado de Querétaro, confirmó que los egresados de estas carreras tardan de ocho a 12 meses en colocarse en el campo laboral. Señaló que más del 50 por ciento de los agremiados del colegio se desempeñan dentro de la industria.

“Hace falta mayores vacantes, sí hay oferta de puestos en el área de la química en temas de analistas, desarrollo de proyectos, pero no es suficiente para cubrir la demanda de nuestros jóvenes egresados de las universidades”, dijo.

Además, refirió que han identificado que incrementó la demanda de empleo en la zona metropolitana de Querétaro por parte de profesionistas de la química provenientes de otras entidades federativas, lo que agudiza más la escasez de plazas de trabajo.

“Hay un disparidad entre la oferta laboral y la demanda de profesionistas que están buscando una plaza. Nosotros cuando lanzamos en la página del colegio una vacante estamos recibiendo más de 70 postulaciones, y para un área especializada es mucho”, apuntó.

Briseño Sáinz también detalló que, dependiendo del grado de especialidad, la remuneración económica que reciben los profesionales de la química va de los 10 mil a los 25 mil pesos de manera mensual.

“Pensamos que es un momento de oportunidad para expandir los horizontes para otro municipios porque la industria está centralizada en San Juan del Río, Querétaro y Corregidora”, agregó.

Recordó que desde el comienzo de la pandemia por Covid-19, los químicos que se desempeñan en la industria farmacéutica, de plásticos y metalúrgica no dejaron de laborar, ya que las autoridades determinaron que se trataba de una actividad prioritaria.

Proponen que impuesto estatal vaya a becas de estudiantes universitarios