Doblete de Messi impulsa al PSG en Champions

Messi tenía ganas de marcar, lo había intentado unos minutos antes y, a la segunda ocasión, desde el borde del área enroscó el balón lejos del alcance del guardameta
Messi tenía ganas de marcar, lo había intentado unos minutos antes y, a la segunda ocasión, desde el borde del área enroscó el balón lejos del alcance del guardameta

Lionel Messi anotó doblete en la goleada del PSG 4-1 contra el Brujas, con este resultado, el conjunto parisino se clasifica a octavos de final de UEFA Champions League como segundo lugar del grupo A con 11 puntos, por debajo del Manchester City que consiguió 12 unidades

No hay mejor receta frente a las críticas que los goles y la conexión entre dos estrellas de la talla de Kylian Mbappé y Lionel Messi la mejor manera de conseguirlos. Las dos estrellas del PSG se repartieron una gran goleada contra el Brujas (4-1), que perdió sus opciones de seguir en Europa.

Los belgas pagaron la factura de los ataques vertidos en las últimas semanas contra el juego de los franceses, que saltaron como un león herido en su orgullo en busca de una actuación que les reconciliara con la grada.

El escenario era propicio, porque en el lado francés, ya clasificados y sin opciones de ser primeros de grupo, apenas había nervios, todo lo contrario que el Brujas, colgado de un pequeño hilo de esperanza para seguir vivo en Europa, pero sin tener ni siquiera todas las cartas en su mano.

Solo tenían una certidumbre, la derrota les condenaba y pronto se dieron cuenta de que el duelo sería un calvario para ellos.

La mejor noticia para los franceses ni siquiera fue el resultado. Fue que Mbappé, la locomotora del equipo, sigue en estado de gracia y que cada día conecta más con Messi, que mantiene su idílica luna de miel en la Liga de Campeones.

Dos goles cada uno, una asistencia del francés y un festejo que sirve para dejar en suspenso la salva de críticas que venían anunciándose por el juego pobre del equipo plagado de estrellas.

A los dos minutos Mbappé venció la meta de Mignolet tras un rechace del portero y cinco más tarde culminó de forma magistral, con una soberbia volea, un centro de Di María, el sustituto del lesionado Neymar.

MESSI BRILLA EN EUROPA

Messi tenía ganas de marcar, lo había intentado unos minutos antes y, a la segunda ocasión, desde el borde del área enroscó el balón lejos del alcance del guardameta.

Redondeó el marcador con un penalti que le hicieron a él y que llegó en el momento preciso, 9 minutos después de que Rits redujera distancias para el Brujas.

El argentino, que en la liga no está convenciendo, se resarce en Europa, donde cuenta ya con cinco tantos y ha anotado en todas sus apariciones ante su nueva afición.

Angustiados por sus obligaciones, los campeones de Bélgica fueron una mala copia del equipo que hace tres meses jugó de tu a tu al PSG en Brujas y en el Parque de los Príncipes apenas se procuraron alguna ocasión al contragolpe, totalmente sometidos por los locales.

El equipo más goleado de esta edición de la Liga de Campeones facilitó la cosas a un PSG que necesitaba un bálsamo contra su mal fútbol, después de que su entrenador se viera obligado a reconocer que el juego dista mucho del que promete su plantilla.

El noche fue feliz y Pochettino gana más tiempo para afinar su proyecto. El PSG carbura, impulsado por la potencia que le pone Mbappé, que empieza a conectar con Messi.

Piqué: «Hay que ir a buscarlos; tenemos que jugar en su campo»