Lo que deja el COVID-19, secuelas y síntomas… Hablan los especialistas

Asegura neumóloga que el cansancio, la disnea (falta de aire) y la tos son los tres síntomas residuales post-Covid-19 más frecuentes y que, por lo regular, pueden perdurar hasta tres meses después de la enfermedad por el virus SARS-CoV-2

De acuerdo con datos proporcionados por médicos especialistas del estado a “Códigoqro”, las secuelas y síntomas residuales que pueden llegar a sufrir las personas que padecieron Covid-19 dependen de la gravedad del cuadro que atravesaron, es decir, “no va a ser igual la condición de un paciente que cursó por una enfermedad leve a un paciente que requirió intubación endotraqueal”.

La condición post-Covid-19 también se relaciona con el antecedente médico del paciente; por ejemplo, si antes de contraer el virus estaba diagnosticado con diabetes, hipertensión u obesidad, o si se trataba de una “persona sana o con adicción al tabaco y al alcohol”.

Sin embargo, el cansancio, la disnea (falta de aire) y la tos son los tres síntomas residuales post-Covid-19 más frecuentes y, por lo regular, pueden perdurar hasta tres meses después de la enfermedad por el virus SARS-CoV-2, confirmó Fadia Mobayed Vega, neumóloga por el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) adscrita al nuevo Hospital General de Querétaro.

Especialidad no. 1: neumología

La doctora Fadia Mobayed explicó que el paciente que atravesó un cuadro grave por Covid-19 puede desarrollar dolor torácico, restricción pulmonar y, en los casos más severos, fibrosis pulmonar.

“Los pacientes que tienen enfermedad grave y enfermedad crítica son pacientes que no solamente tienen secuelas a nivel pulmonar, sino que tienen secuelas a nivel de otros órganos y no solo por el Covid, sino por todo el contexto de gravedad. Hay que tener cuidado con estos pacientes y darles su seguimiento”, aseveró.

La especialista recomendó a quienes padecen el virus que, una vez que hayan cumplido su aislamiento de 14 días, acudan a consulta, debido a que en la mayoría de los casos las personas piensan que los síntomas residuales van a desaparecer con el paso del tiempo; sin embargo, en algunas ocasiones no es así.

“Si fueron pacientes con un Covid leve a moderado, con una radiografía de tórax pueden acudir a la cita médica para que valoremos si hubo presencia o no de neumonía. En la segunda consulta normalmente les hacemos pruebas de función pulmonar, como la espirometría”, apuntó.

Especialidad no. 2: psiquiatría

Marbella Espino Cortés, médica psiquiatra y jefa del Centro Estatal de Salud Mental, explicó que se piensa que el virus por sí mismo tiene un efecto en el sistema nervioso central, es decir, que así como genera secuelas en otras áreas del organismo, también lo hace a nivel del cerebro y, en consecuencia, promueve síntomas en la salud mental.

Aunque las cifras son diversas, indicó que se dice que la cuarta parte de la población que enfermó por el virus puede desarrollar de manera posterior alguna enfermedad de salud, principalmente depresión y trastorno de ansiedad.

Además, refirió que existen casos de personas que fueron hospitalizadas y han presentado estrés postraumático, ya que presenciaron cómo incrementaba el número de pacientes contagiados a su alrededor, así como las complicaciones y los fallecimientos.

Asimismo confirmó que otras de las consecuencias en los pacientes de Covid-19 han sido alteraciones en su patrón de sueño o insomnio.

“El tiempo nos irá dando más información respecto a las consecuencias directas y, además, de las circunstancias psicosociales, es decir, cómo vivieron la enfermedad y qué otras consecuencias, tal vez económicas, pérdidas de empleo, familiares, etcétera, pudieron haber afectado su salud mental”, agregó.

Espino Cortés también precisó que otra secuela en casos graves de Covid-19 es la afectación cognitiva, principalmente en personas adultos mayores o quienes ya habían tenido alguna afectación por causas traumáticas o epilepsia.

“Porcentajes menores en trastornos de estrés postraumático o de deterioro cognitivo, pero estos porcentajes son números que sin duda pueden ir modificándose a lo largo del tiempo también”, afirmó.

Especialidad no. 3: cardiología

Roberto Carlos Macías Cervantes, cardiólogo adscrito a dos hospitales privados de la capital del estado, subrayó que los pacientes cardiológicos son altamente vulnerables a presentar complicaciones en caso de que se contagien de SARS-CoV-2.

En este sentido, puntualizó que las principales secuelas que deja el Covid-19 en lo cardiaco son: infartos, miocarditis, trombosis, insuficiencia cardiaca y crecimiento en el músculo del corazón.

  • Trombosis: formación de coágulos de manera repentina en venas y arterias.
  • Miocarditis: inflamación del músculo cardiaco.
  • Insuficiencia cardiaca: el corazón no bombea sangre de manera adecuada.

“El Covid sabemos que ocasiona una enfermedad trombótica a nivel de los vasos sanguíneos, ya sea venosos o arteriales, es decir, no es la simple infección por un virus, (…) sino que, con mucha facilidad, en general, problemas de formación de coágulos y, dependiendo de si tapan una arteria y el lugar del vaso sanguíneo, son las secuelas que se pueden dar”, dijo.

Macías Cervantes informó que un paciente con Covid-19 diagnosticado de manera previa con diabetes, hipertensión, tabaquismo crónico u obesidad tiene más de 50 por ciento de probabilidad de sufrir secuelas cardiacas y pulmonares.

“Pero si un paciente se enferma de Covid y es de entrada joven, que no tiene antecedentes, entonces el porcentaje de desarrollar alguna complicación o secuela cardiaca es muy bajo, estamos hablando de que es inferior al cinco por ciento”, aseguró.

Sin embargo, reiteró que no solo se deben analizar las comorbilidades, sino que depende también del estado inmunológico, la carga viral del paciente y de la cepa que esté desarrollando, o de las nuevas variantes.

“Es una enfermedad de la cual apenas estamos conociendo y faltarán todavía varios meses para saber el grado de recuperación que tienen los pacientes”, manifestó.

Por último, explicó que una persona que tiene una enfermedad cardiaca y además padece alguna comorbilidad gasta de 5 a 10 mil pesos mensuales para la compra de medicamentos.

“Mientras más enfermedades tiene el paciente, también más va a requerir médicamente”, añadió.

Querétaro con 99 mil 874 casos de COVID-19