México alista represalias por subsidios automotrices de EU

El gobierno de México advirtió que alista represalias en el caso de que el Congreso estadounidense vote el 13 de diciembre una iniciativa presentada por la administración del presidente Joe Biden
El gobierno de México advirtió que alista represalias en el caso de que el Congreso estadounidense vote el 13 de diciembre una iniciativa presentada por la administración del presidente Joe Biden

El gobierno de México advirtió que alista represalias en el caso de que el Congreso estadounidense vote el 13 de diciembre una iniciativa presentada por la administración del presidente Joe Biden que incluye créditos fiscales para vehículos eléctricos

El gobierno de México advirtió que alista represalias en el caso de que el Congreso estadounidense vote el 13 de diciembre una iniciativa presentada por la administración del presidente Joe Biden que incluye créditos fiscales para vehículos eléctricos.

Desde la perspectiva del gobierno mexicano, esos créditos violarían los compromisos internacionales de Estados Unidos por condicionarlos a compras de vehículos ensamblados en su territorio y cierto grado de contenido estadounidense en las autopartes.

“Para defender a nuestra industria automotriz y el compromiso regional tomaríamos represalias comerciales; eso lo haríamos porque no se vale que estemos jugando a somos socios cuando me conviene y cuando no, te aplico por la vía oscura, y digo oscura porque no se nota, porque estamos hablando que esta medida entraría en vigor en 2017”, dijo Tatiana Clouthier, secretaria de Economía, en una conferencia de prensa virtual.

Según la iniciativa, incluida en el plan Build Back Better del presidente Biden, el crédito fiscal para vehículos eléctricos reducirá el costo de un vehículo eléctrico fabricado en Estados Unidos con materiales estadounidenses y mano de obra sindical en 12 mil 500 dólares para una familia de clase media.

Clouthier dijo que los incentivos incluyen adicionalmente 500 dólares para las baterías.

“Estamos evaluando todo tipo de represalias, no es la primera vez”, comentó la funcionaria en la conferencia, en la que estuvo acompañada por secretarios de desarrollo económico de varios estados. “Tenemos que plantear algo importante y estratégico, para aquellos productos y lugares donde duele, dar tiros de precisión”, agrego poco después.

En paralelo, el gobierno de México prepara casos de solución de controversias tanto en el marco del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Ahí mismo, Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, indicó que en el caso de la OMC, también miembros como Canadá, Japón, Corea del Sur, Alemania y la Unión Europea están interesados en abordar el asunto, si prospera como se propuso en el Congreso estadounidense.

“(La medida) podría señalarse (en la OMC) como un requisito de desempeño, lo cual está prohibido. El tipo de crédito fiscal que se está proponiendo condiciona al ensamble final del vehículo electrónico (sic) en instalaciones en Estados Unidos que operen bajo un contrato colectivo de trabajo sindicalizado y también está considerando que los componentes y partes del vehículo contengan al menos 50% de contenido doméstico y las celdas de las baterías que hayan sido fabricadas en Estados Unidos”, precisó De la Mora.

La Subsecretaria planteó que esos condicionamientos a la producción para poder recibir este incentivo fiscal están claramente prohibidos en la OMC y, por eso, México estará trabajando con sus socios en ese foro.

El sector automotriz de México representa alrededor de 4% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, aproximadamente 1 millón de empleos directos y una cifra que bordea 25% del total de sus exportaciones.

Clouthier destacó además que la medida va en contra de los acuerdos en el marco del Diálogo Económico de Alto Nivel entre México y Estados Unidos (DEAN), de la integración de América del Norte, de la “posición histórica” que Estados Unidos ha promovido en el libre comercio y de lo que más conviene a la región con respecto a los flujos migratorios.

“Tendríamos que estar viendo qué rutas seguimos para tener la incidencia y movilizar a votantes, inclusive para que le hagan el llamado a sus senadores y senadoras y vean las repercusiones que esto puede tener. Y vuelvo a decir: no puede estar habiendo una estrategia anti-migrante, cuando por el otro lado estoy haciendo todo lo contrario”, dijo Clouthier, en referencia al gobierno estadounidense.

Recapturan a tres reos que se fugaron del penal de Tula