Corea del Sur endurece restricciones sociales por repunte de COVID-19

Corea del Sur volverá a endurecer las restricciones sociales ante el aumento de contagios de COVID-19. Foto: Agencia EFE
Corea del Sur volverá a endurecer las restricciones sociales ante el aumento de contagios de COVID-19. Foto: Agencia EFE

A partir del próximo lunes, el Gobierno de Corea del Sur limitará todas las reuniones sociales a 6 personas debido al aumento de casos nuevos de COVID-19 en la ciudad de Seúl, capital surcoreana

Corea del Sur anunció hoy que endurecerá a partir del lunes las restricciones sociales ante la subida de contagios de COVID-19, apenas un mes después de haber relajado algunas de estas medidas.

A partir del 6 de diciembre solo se permitirán reuniones de hasta seis personas en la región capitalina, donde vive más de la mitad de la población nacional y se concentran 80 por ciento de nuevos casos, y de hasta ocho personas en el resto de las regiones, anunció hoy el primer ministro, Kim Boo-kyum.

La medida estará en vigor al menos cuatro semanas, explicó Kim en una reunión del órgano encargado de gestionar la respuesta a la pandemia.

Desde el pasado 1 de noviembre, y ante el avance de la vacunación (80.1 por ciento de la población tiene a día de hoy la doble pauta), las autoridades decidieron terminar con el cierre obligatorio de la hostelería a las 10 de la noche y permitir reuniones de hasta 10 personas en la región de Seúl y de hasta 12 en el resto del país.

A su vez, Kim anunció hoy también que el pasaporte que se expide a vacunados y que permite el acceso a recintos considerados de riesgo como saunas, discotecas o karaokes se exigirá también en cafés y restaurantes.

La medida añade otro quebradero de cabeza para muchos residentes extranjeros que, ante la falta de suministros en el primer tramo de este año, optaron por vacunarse fuera de Corea del Sur.

A diferencia de los ciudadanos surcoreanos, a los que las autoridades locales sí acreditan como vacunados aunque se hayan inoculado en el extranjero, muchos extranjeros no han podido obtener sus pasaportes de vacunación.

Esta discriminación complica además el acceso de estos residentes extranjeros a la tercera dosis que el Gobierno ha dicho que debe administrarse a los cinco meses del segundo pinchazo.

Las medidas anunciadas hoy llegan solo un día después de que Corea del Sur reactivara la cuarentena obligatoria para todos los viajeros, estén o no vacunados, tras la detección de los primeros casos de la nueva variante ómicron.

El país asiático había controlado bien la pandemia (suma solo 457 mil contagiados y 3 mil 700 fallecidos), pero lleva días con máximos históricos de contagios diarios (entre 3 mil y 5 mil) y casos graves apenas un mes después de haber relajado restricciones.

Corea del Sur y EUA actualizarán planes de contingencia en caso de guerra