América enfrenta crisis de vacunación, advierte la OPS

La directora de la OPS, advirtió que la población de América ha descuidado las vacunas que se administran de forma habitual o por calendarios
La directora de la OPS, advirtió que la población de América ha descuidado las vacunas que se administran de forma habitual o por calendarios

Carissa Etienne, directora de la OPS, advirtió que la población de América ha descuidado las vacunas que se administran de forma habitual o por calendarios, y podría haber nuevos brotes de «enfermedades prevenibles» 

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió que el continente americano enfrenta una crisis inminente en torno a la vacunación sistemática, por lo que se debe prestar atención constante para mantener la inmunización y los programas de salud esenciales.

«La región enfrenta una crisis inminente en torno a la vacunación sistemática y se debe prestar atención continua como una prioridad para mantener y fortalecer la inmunización y otros programas de salud esenciales», dijo la directora de la OPS, Carissa Etienne, en conferencia de prensa virtual.

Recordó que en el pasado la región ha sido ejemplo en el mundo en el tema de vacunación sistemática -la que se administra a la población de forma habitual o conforme a calendarios- poniendo fin «a enfermedades prevenibles».

Pero apuntó que debido a la pandemia de coronavirus las tasas de vacunación han caído, además de que se han flexibilizado las medidas de prevención, por lo que si no se mejora la inoculación sistemática «tendremos nuevos brotes de enfermedades prevenibles».

El continente americano suma cerca de 2.3 millones de personas fallecidas a consecuencia de la COVID-19 y más de 92 millones de casos, según datos de la OPS.

URGE A REFORZAR SISTEMAS DE SALUD

Etienne urgió también a los países de la región a reforzar los sistemas de salud los cuales se han visto debilitados por la pandemia de la COVID-19 y han afectado a pacientes con enfermedades crónicas.

«La atención primaria es la columna vertebral de los sistemas de salud. Si tenemos servicios de salud fuertes, nos ayudarán a tener una mejor respuesta en el futuro», señaló.

Explicó que durante la pandemia, más del 50% de los países de la región registraron interrupciones en los servicios de salud mental y de inmunización, además de que los servicios para enfermedades crónicas se vieron interrumpidos en el 40% en los países que forman parte de la OPS.

«Cuando se desprioriza a pacientes primarios se dejan a pacientes con menos servicios y menos atención para enfermedades crónicas en el nivel primario de salud», indicó.

Advirtió la importancia de tener más personal de salud y mejorar el acceso a los servicios. Sin embargo, dijo, en la región ha existido una «subinversión crónica» que ha dejado a personas sin atención esencial en la región.

«En la pandemia vimos que la mayor inversión pública fue clave. Y lo seguirá siendo una vez que concluya la pandemia», precisó.

Aunque aclaró que no sólo se trata de gastar más, sino de invertir con inteligencia.

«Las economías están en situación crítica. Los países enfrentan decisiones difíciles para saber cómo invertir en la salud de las personas, pero debemos guiarnos con la misión de dar salud para todos», concluyó.

Neumonía pone en riesgo la vida de 3 millones de niños