Boris Johnson acusado de dar «luz verde a la corrupción»

Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, fue señalado por la oposición de dar
Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, fue señalado por la oposición de dar "luz verde a la corrupción"

Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, fue señalado de dar «luz verde a la corrupción», luego del intento por anular la suspensión a un diputado castigado por tráfico de influencias

El líder de la oposición en el Reino Unido, el laborista Keir Starmer, acusó hoy al primer ministro británico, Boris Johnson, de haber dado «luz verde a la corrupción» al haber tratado de anular la suspensión a un diputado «tory» castigado por tráfico de influencias.

En un debate de emergencia convocado en la Cámara de los Comunes, Starmer criticó el plan del Gobierno de modificar el procedimiento que se sigue para juzgar si los diputados que trabajan al mismo tiempo para grupos de presión y consultoras actúan de acuerdo a las normas.

El ministro del Gabinete, Stephen Barclay, que intervenía en nombre del Ejecutivo en ausencia de Boris Johnson, pidió disculpas por el «error» cometido la semana pasada, cuando la mayoría conservadora aprobó una moción para cambiar las reglas parlamentarias en ese terreno, lo que en la práctica congelaba una sanción que pesaba sobre uno de sus diputados.

Una semana antes, el Comité de Estándares de los Comunes había recomendado suspender el acta del «tory» Owen Paterson durante 30 días por haber intercedido ante varios departamentos del Gobierno en favor de la compañía médica Randox Laboratoires y la distribuidora cárnica norirlandesa Lynn’s Country Foods, en las que estaba contratado.

La polémica que levantó la votación en el Parlamento llevó a Paterson a presentar su dimisión al día siguiente.

El líder de la oposición laborista sostuvo hoy que «el primer ministro se ha dañado a sí mismo», «a su partido» y «a la democracia».

«Las puertas giratorias entre la oficina ministerial y el sector privado continúan girando a la máxima velocidad. Los ministros pueden estar regulando una compañía en un minuto y al siguiente estar trabajando para ella», dijo Starmer.

El representante del Gobierno admitió por su parte que «existe preocupación sobre el sistema de estándares» que se utiliza para determinar si un diputado ha actuado con transparencia y aseguró que «escuchará» las propuestas de los parlamentarios en ese sentido.

Boris Johnson, por su parte, no asistió al debate en los Comunes al tener programada con anterioridad una visita a un hospital en Northumberland, informó su portavoz oficial.

En declaraciones a los medios durante ese evento, el primer ministro declaró que su Gobierno está comprometido con hacer que los diputados «rindan cuentas» si rompen las normas y a trabajar con el resto de partidos para mejorar los mecanismos para juzgar posibles transgresiones.

Primer ministro de Irak sale ileso de un intento de asesinato con dron