¡Mucho ojo! 9 peligrosas «soluciones milagro» para eludir la reforma de outsourcing

soluciones

Especialistas han identificado diversas soluciones en el mercado que son ofrecidas con frecuencia a las empresas, pero que pueden implicar actos de evasión o simulación frente a las nuevas reglas legales de la subcontratación

Desde septiembre todas las disposiciones de la reforma de subcontratación están vigentes. Los cambios legales prohibieron la contratación del servicio de suministro de personal, lo que obligó a las empresas a reconocer a trabajadores que se encontraban en la nómina de un tercero, pero que realmente laboraban para la compañía.

Como consecuencia de la reforma, poco más de 2.7 millones de trabajadores fueron transferidos de un esquema de outsourcing a sus patrones reales, de acuerdo con las cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La internalización de trabajadores ha representado un desafío para las organizaciones en cuanto a cargas administrativas, esta coyuntura ha sido aprovechada por algunas empresas para ofrecer servicios “milagro” que pueden traducirse en una evasión y simulación de relaciones laborales y representar un riesgo para quienes los contratan.

“Hay muchas empresas que han aprovechado la reforma para seguir ofreciendo productos o servicios milagro. Sigue presentándose un tema de evasión y elusión en la forma en cómo se le está pagando al trabajador”, expuso Lorena Amador, gerente legal de Kelly Services.

Según Kelly Services y la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (Amech), los servicios que se ofrecen en el mercado para dividir el pago de los salarios y que pueden ser peligrosos para las empresas que los contratan son:

1. Pago de una parte del salario a través de beneficios

Los beneficios como vales de despensa, de restaurante, de gasolina, los fondos de ahorro o los bonos de puntualidad no son figuras ilegales si se aplican correctamente, pero algunas empresas ofrecen estos servicios para que el contratante integre a través de estas prestaciones superiores a las de Ley una parte importante del salario del trabajador, con lo cual se reduce el salario de base de cotización ante el IMSS, situación que perjudica a los trabajadores y a las finanzas del instituto.

2. Pago a través de planes privados de jubilación

Existen empresas que ofrecen este tipo de planes como una alternativa para el pago de la nómina de los trabajadores, porque cuentan con la posibilidad de hacer retiros inmediatos sobre las cantidades aportadas para fines sociales. Estas “aportaciones” están excluidas del salario base de cotización y de esta forma eluden los pagos que corresponden por concepto de seguro social.

3. Pago por honorarios

Esta figura es legal y está regulada. Sin embargo, algunas empresas han comenzado a usarla para no contratar directamente a los trabajadores, aunque su puesto sea fijo y esté configurada la subordinación. A pesar de ello, este esquema se ofrece para pagar a una persona que en la práctica labora como un asalariado, desconociendo así la relación laboral.

4. Estrategias de pago por concepto de habitación

La Ley del Impuesto Sobre la Renta exceptúa el pago de este impuesto por ingresos que correspondan a las casas habitación proporcionadas a los trabajadores, incluso por las empresas cuando se reúnen los requisitos de deducibilidad previstos en el mismo ordenamiento. Con base en ello, hay quienes utilizan este concepto con el fin de evitar el pago del impuesto correspondiente.

5. Pago a través de fideicomisos educativos

En este escenario se fija un salario menor (subregistro), con el cual se da de alta al empleado ante el IMSS, lo que tiene como finalidad evadir y eludir las obligaciones obrero-patronales y el resto se paga a través del depósito a un fideicomiso.

6. Regalías y derechos de autor

Tienen un tratamiento fiscal diferente a un pago por salario y las empresas lo ofrecen también como un método para evadir obligaciones con la intención de subregistrar los salarios ante las autoridades fiscales y de seguridad social, simulando que los trabajadores son beneficiarios de la utilización de su creación o invención y por ende tienen derecho al pago libre de gravámenes.

7. Pago en especie

Con esta figura una parte del salario se otorga a través de instrumentos como membresías deportivas, despensas, regalos, membresías médicas, servicios médicos, servicios financieros o de asistencia, seguros, educación o esparcimiento, entre otros.

8. Pago no registrado

Este se efectúa con dinero en efectivo, vales o monederos electrónicos y también se convierten en una simulación del salario del trabajador ante las autoridades fiscales y de seguridad social.

9. Pago a través de sindicatos

La falta de fiscalización a los sindicatos permite que éstos sean utilizados para transferir la obligación de pago del patrón, en consecuencia, el pago hecho a los trabajadores a través de esta figura permite omitir el pago de cualquier impuesto, por lo que también se evaden las obligaciones de seguridad social.

“Estos métodos se están ofreciendo en el mercado como productos ‘milagro’ y es necesario conocerlos para no caer en la trampa, ya que las empresas que los ofrecen los presentan como prácticas apegadas a la legalidad y a la nueva regulación, pero no es así. Estas empresas han encontrado huecos que a la larga pueden traer mayores consecuencias para quien los contrata, ya que para reducir costos pagan a sus trabajadores de manera irregular”, advirtió Kelly Services.

Historias de malas prácticas

De acuerdo con especialistas en materia laboral, las estrategias fiscales y laborales que ofrecen algunas empresas como soluciones para disminuir cargas administrativas no son nuevas, pero es posible que la reforma de subcontratación haya generado un mayor uso de estas como mecanismos para evadir y simular.

“Todos esos esquemas son simulación para esconder una subcontratación ilegal. Son simulaciones porque buscan darle la vuelta al pago de salarios utilizando otras figuras, eso baja la tasa gravable del sueldo del trabajador”, explica Jaime Rodríguez Eguiarte, socio líder de la Práctica Laboral de la firma Ibarra, del Paso y Gallego.

Aunque cada situación debe analizarse de manera particular, porque no todos los esquemas de honorarios o paquetes de beneficios tienen como objetivo la evasión, por poner un ejemplo, Carlos Ferrán Martínez, director de la firma Ferrán Martínez Abogados, consideró que estas figuras encajan en la categoría de soluciones milagrosas cuando se usan con el fin de disfrazar las relaciones de trabajo.

La reforma de subcontratación prohibió el outsourcing basado en suministro de personal con el objetivo de evitar la simulación de relaciones de trabajo y la evasión de responsabilidades patronales, además de garantizar la cotización del salario real ante el IMSS.

Sin embargo, no se regularon otras figuras que históricamente se han usado para desconocer las relaciones de trabajo o evadir el costo total de la seguridad social de los trabajadores. “Estos esquemas no son nuevos. Realmente son situaciones que desafortunadamente llevan mucho tiempo sucediendo y lo increíble es que hay quien las sigue utilizando”, apuntó Carlos Ferrán.

En eso coincidió Jaime Rodríguez, al señalar que el papel de este tipo de esquemas es una de las razones por las cuales la reforma de subcontratación fue muy robusta. “Cualquier empresa que te ofrezca un sueldo pagado de una forma diferente de lo que es una nómina regular a través de un esquema extraño debería prender un foco rojo”.

“Se cierra la puerta por un lado, pero se deja abierta por el otro. La reforma no fue integral y este tipo de prácticas ya se hacían antes, pero se siguen haciendo después de la reforma. Hay que estar alerta a esto porque puede meter en un problema al contratante”, opinó Lorena Amador.

A partir del 3 de noviembre inicia segunda etapa de la reforma laboral en 13 estados

Abogados llaman a empresas tomarse en serio prohibición de subcontratación