Henry Ruggs, jugador de los Raiders, involucrado en la muerte de una mujer

Henry Ruggs III, receptor de los Raiders, está involucrado en un choque automovilístico que causó la muerte de una mujer, así lo informó la policía
Henry Ruggs III, receptor de los Raiders, está involucrado en un choque automovilístico que causó la muerte de una mujer, así lo informó la policía

Henry Ruggs III, receptor de los Raiders, está involucrado en un choque automovilístico que causó la muerte de una mujer, así lo informó la policía metropolitana de Las Vegas

La madrugada de este martes, el receptor de los Raiders de Las Vegas, Henry Ruggs III, estuvo involucrado en un choque automovilístico que causó la muerte de una mujer. De acuerdo con la policía metropolitana de Las Vegas, el jugador egresado de la Universidad de Alabama manejaba intoxicado cuando causó el accidente.

Según los reportes de las autoridades, Henry Ruggs, manejaba un auto Corvette Chevrolet y alrededor de las 3:30 de la madrugada chocó con la parte trasera de una camioneta Toyota RAV4. A consecuencia del fuerte choque el auto que era conducido por una mujer quedó en llamas, y la conductora falleció.

El jugador de futbol americano profesional iba con una acompañante, ambos se encuentran hospitalizados pero no tienen lesiones que pongan en riesgo su vida.

Por su parte el fiscal del condado Clark, Steve Wolfson, aseguró estar al tanto del accidente que provocó Henry Ruggs, y que esperará los resultados de la investigación policial. Además, comentó que el jugador de los Raiders será acusado por manejar intoxicado con consecuencias fatales.

Este no es el primer escándalo en que se ve involucrado un miembro de la organización de los Raiders, cabe recordar que hace apenas unas semanas su exentrenador Jon Gruden dimitió de su cargo por estar relacionado con comentarios racistas hacia las autoridades de la NFL.

Los Raiders de Las Vegas actualmente tiene marca de 5 ganados y 2 perdidos, además es líder del oeste de la conferencia americana, por encima de los Chargers de Los Ángeles y los Chiefs de Kansas City.

La FIFA «vacía» las tribunas del Azteca, siguen los castigos por el grito homofóbico