Fórmula 4 une fuerzas a Hypercars y tendrá primera fecha en Puebla

Fórmula 4

La Fórmula 4 mexicana se ha consolidado como el máximo semillero de pilotos de autos monoplaza en Latinoamérica, exportando talentos a categorías mayores gracias al buen trabajo realizado desde su nacimiento en el 2015, siendo categoría preestelar del Gran Premio de México de la Fórmula 1

La Fórmula 4 hizo una alianza con Paddock México en lo que se pretende que sea un nuevo concepto de una experiencia distinta para los aficionados del deporte motor, teniendo su primer evento el 1 y 2 de noviembre, en el autódromo Miguel E. Abed, de Puebla.

La Fórmula 4 mexicana se ha consolidado como el máximo semillero de pilotos de autos monoplaza en Latinoamérica, exportando talentos a categorías mayores gracias al buen trabajo realizado desde su nacimiento en el 2015, siendo categoría preestelar del Gran Premio de México de la Fórmula 1 y, ahora, dando un paso adelante para crear una experiencia distinta en los autódromos mexicanos.

Paddock México es un grupo especializado en eventos de automovilismo, caracterizado por tener a los Hypercars, que se combinarán con la F4 para ofrecer un gran espectáculo para los aficionados.

“Estoy muy contento con este ensamble que estamos realizando para poder tener una categoría coestelar con F4 y qué mejor con los Hypercars de Paddock México. Siempre ha sido un acierto cuando hemos tenido autos exóticos en algunas fechas a lo largo de estos seis años y el éxito se acompaña de otro éxito, con el nivel que manejamos nosotros como categoría FIA, ahora sumado a la categoría de hypercars más importante de México no puede llevar más que al éxito total”, señaló Flavio Abed, CEO de la Fórmula 4.

Esta fusión podrá ser vista en principio los primeros días de noviembre en el Miguel E. Abed de Puebla, con accesos gratuitos que podrán obtenerse a través de las redes oficiales de ambas categorías y medios aliados. Posteriormente, las sedes serían Mérida, Monterrey, Aguascalientes, San Luis Potosí, CDMX, además de visitar Houston y Texas en Estados Unidos.

Con semáforo en verde el GP de México no tendría restricción de aforo