Tras servicio irregular de agua, ciudadanos plantean uso racional y almacenaje

agua

Ante el abasto irregular del líquido que se registró en días pasados debido a los desfogues de la presa Zimapán, ciudadanos coinciden en que tener un contenedor de emergencia en casa ayudará en los momentos en que les llegue a faltar el servicio

Hacer un uso racional del agua y almacenarla para enfrentar cualquier contingencia son dos de los aprendizajes que, de acuerdo con ciudadanos, dejó el abasto irregular del líquido que se registró en días pasados debido a los desfogues de la presa Zimapán, lo que provocó la interrupción de las operaciones del Acueducto II, que surte de agua a la Zona Metropolitana de Querétaro.

“Ya no nos ha faltado (agua), ya nadie se ha quejado. (…) Tenemos un grupo vecinal, nadie ha comentado ya que le falte el agua, ya todo normal, se podría decir”, refirió Irán Alcántar López, vecino de la colonia Plazas del Sol segunda sección, quien agregó que es necesario que la población no desperdicie el agua, “no gastar mucha yahora sí que los depósitos que tengamos, pues, tenerlos llenos”, para enfrentar emergencias.

Juan Carlos Monroy, habitante de la colonia La Trinidad, mencionó: “Ya no ha habido cortes. (…) Creo que lo que a muchas personas les hizo no entrar en crisis fue precisamente el tener contenedores suficientes, o tal vez no como suficientes, pero al menos sí un contenedor de emergencia en casa y hacerse conscientes de que, cuando llega esa situación (abasto irregular), pues, no puedes utilizar el agua como normalmente la utilizas, o sea, sí te tienes que extralimitar a las necesidades básicas, porque no sabes en qué momento se va a reactivar el servicio”.

El viernes de la semana pasada, la Comisión Estatal de Aguas (CEA) informó que el servicio de agua potable en la Zona Metropolitana de Querétaro quedó completamente normalizado, luego de 35 días en que se presentó el primero de los desfogues en el embalse Zimapán, anunciado por la Comisión Federal de Electricidad.

El 11 de octubre, la CEA dio a conocer que, tras el cierre de compuertas y la conclusión del desfogue de la presa Zimapán, había iniciado con las acciones para regularizar el servicio en Querétaro, por lo que, a las 13 horas de ese día, arrancó el tren de bombeo número uno del Acueducto II.

Servicio de agua potable normalizado al 100 por ciento: CEA