Pese a Escenario A, asistencia a misas no llega a 50% de aforo: Diócesis de Querétaro

La asistencia de feligreses a misas no llega ni siquiera a 50% en la Diócesis de Querétaro. Foto: Especial
La asistencia de feligreses a misas no llega ni siquiera a 50% en la Diócesis de Querétaro. Foto: Especial

Con el cambio a Escenario A en el estado de Querétaro, el aforo permitido de templos, parroquias e iglesias es de 75%; sin embargo, la asistencia de feligreses a misas no alcanza ni siquiera 50%

El vocero de la Diócesis de Querétaro, José Martín Lara Becerril, indicó que a pesar de que por el cambio a Escenario A en la entidad, el aforo máximo en los templos, parroquias e iglesias cambió a un 75 por ciento, la población en general aún procura la medida sanitaria de no salir más que para lo indispensable; ya que no llega ni a un 50 por ciento la presencia de feligreses durante las misas.

“La participación de los fieles en los recintos del Centro Histórico de la ciudad de Querétaro es muy medida, la gente es muy precavida; porque incluso cuando estábamos en Escenario B donde se permitía un aforo del 50 por ciento, nuestros templos no estaban a esa capacidad. La gente es muy precavida porque para venir al centro les implica o venir en carro particular o bien transporte público y la gente todavía no se quiere arriesgar”.

En otro tema, el también vicario general, indicó que tras las lluvias que se presentaron en la entidad a finales de septiembre e inicios de octubre, resultaron afectados cuatro templos por el ingreso de agua, lo que ocasionó encharcamientos: Santa Ana, Santa Clara, Espíritu Santo y Casa Blanca.

“Con el rompimiento del dren en Casa Blanca provocó el ingreso de agua al interior de la iglesia de la Divina Providencia, de manera considerable; pero afortunadamente no hay pérdidas que lamentar. En Santa Ana también entró el agua al templo, pero los vecinos de inmediato de organizaron en la limpieza. En el Espíritu Santo está en una de las zonas más bajas de la ciudad, en la calle de Arteaga con Ocampo del Centro Histórico, ahí hubo encharcamientos bastantes fuertes, aún tenemos algunas cosas que se llenaron de agua que apenas se están secando; y finalmente Santa Clara que está en la calle de Madero y el templo tiene un nivel más bajo que el de la calle, entonces ingresó importante cantidad de agua de lluvia”.

Por último, puntualizó que en iglesias de municipios del Semidesierto y de la Sierra Gorda no se reportaron daños, ni siquiera en Tequisquiapan que fue una de las zonas más afectadas.

Por seguridad, suspenden misas en el Templo Expiatorio de Querétaro