Obispo de Querétaro fija postura sobre aprobación del matrimonio igualitario

El obispo de la Diócesis de Querétaro, Fidencio López Plaza, fijó su postura sobre la aprobación del matrimonio igualitario. Foto: Especial
El obispo de la Diócesis de Querétaro, Fidencio López Plaza, fijó su postura sobre la aprobación del matrimonio igualitario. Foto: Especial

Tras la aprobación del matrimonio igualitario, el obispo de la Diócesis de Querétaro, Fidencio López Plaza, aseguró que se requiere «una ley de sociedades de convivencia entre personas del mismo sexo»

Durante la rueda de prensa que cada miércoles convoca la Diócesis de Querétaro, el vicario general José Martín Lara Becerril, leyó el posicionamiento del obispo Fidencio López Plaza en relación con la reciente aprobación del matrimonio igualitario en el congreso local; en el documento, el jerarca católico expresó que se necesita una “ley de sociedades de convivencia civil entre personas del mismo sexo”.

“Consideramos que cuando el estado equipara a las uniones civiles entre personas del mismo sexo en matrimonio, falta a su deber de promoverlo y tutelarlo; constitución esencial, para el bien común. Por eso reconocemos la necesidad de una ley de sociedades de convivencia civil entre personas del mismo sexo”.

Asimismo, el obispo manifestó que les alegra el esfuerzo que las autoridades hacen en su obligación de gobernar para todos y buscar el bien común, sin embargo, “les entristece y les preocupa” la ambigüedad de todos aquellos que llegaron al poder defendiendo los valores que ahora niegan: “Creemos que esto nos ayudará a valorar y a tomar consciencia de la responsabilidad que tenemos como ciudadanos y como cristianos”.

Reiteró que la Diócesis de Querétaro se proclama defensora y promotora de la cultura de la vida: “Reprobamos todo menosprecio, atropello a las personas en sus derechos y todo atentado contra la vida humana desde el seno materno, hasta la que se juzga como inútil”.

El obispo de la Diócesis de Querétaro señaló además: “No podemos quedarnos tranquilos en espera pasiva en nuestros templos”, por lo que -anticipó- reforzarán los actos de evangelización a corto, mediano y largo plazo.

“Es urgente ir en todas las direcciones para proclamar que el mal y la muerte no tienen la última palabra, el amor es más fuerte. Les exhorto a que oren y celebren en la marcha a favor de la vida; al mismo tiempo invito a todas las parroquias a que sigan aplicando el proyecto de evangelización”.

Reforma sobre matrimonio igualitario aún está en trámite en Congreso Local