Suman mil 446 suspensiones y 623 dispersiones realizadas por la Unidad Especial Anti-COVID-19

suspensiones

Del 17 al 23 de septiembre, la Unidad Especial Anti-COVID-19 llevó a cabo 21 suspensiones ante el incumplimiento de medidas sanitarias, en los municpios de Querétaro, Corregidora, El Marqués, San Juan del Río, Jalpan, Pinal de Amoles y Tolimán

Derivado de los operativos efectuados y las llamadas ciudadanas al 9-1-1, del 17 al 23 de septiembre, la Unidad Especial Anti-COVID-19 llevó a cabo 21 suspensiones ante el incumplimiento de medidas sanitarias preventivas de la estrategia estatal para mitigar los efectos de la pandemia.

Del 17 al 23 de septiembre, en el municipio de Querétaro se suspendieron ocho establecimientos: un consultorio de psicología, dos taquerías, tres restaurantes, un bar y un salón de fiestas. 

Se suspendieron en el municipio de Corregidora: un establecimiento de tatuajes, una taquería y un gimnasio.

En el municipio El Marqués se suspendieron tres establecimientos: una barbería y dos restaurantes-bar.

Se suspendieron tres establecimientos en el municipio de San Juan del Río: dos gimnasios y un bar.

En el municipio de Jalpan de Serra se suspendió un restaurante; en Pinal de Amoles una tienda de abarrotes y en Tolimán un bar.

En el mismo periodo, a través de los Auxiliares de Verificación Sanitaria, se realizaron 357 visitas de fomento sanitario y se visitaron 378 establecimientos que ya se encontraban cerrados.

Del 17 de junio de 2020 al 23 de septiembre de 2021 suman mil 446 establecimientos suspendidos y 623 dispersiones de eventos por incumplir las medidas sanitarias.

La Unidad ha hecho 27 mil 506 verificaciones y ha emitido 33 mil 572 recomendaciones sobre los protocolos de seguridad que deben cumplirse para prevenir la enfermedad COVID-19.

Además, ha realizado 35 mil 878 visitas de fomento sanitario en las que se difunden medidas de prevención y promoción de la salud a dueños, empleados y usuarios o clientes de establecimientos, con el fin de reducir riesgos epidemiológicos.

La Unidad Especial Anti-COVID-19 continuará con las supervisiones de manera aleatoria en establecimientos en el estado, con el objetivo de mitigar los contagios por esta enfermedad; también se mantendrá la atención a los reportes ciudadanos presentados a través de la línea de emergencias 9-1-1 para acudir a instituciones bancarias, centros comerciales, e incluso a reuniones sociales donde no se cumplen las medidas establecidas por las autoridades sanitarias.