Aumentan quejas por agravios a la comunidad LGBTI+: Coivihs

Luis Felipe Zamudio Burgos señaló que el año pasado se interpusieron ante la Defensoría de los Derechos Humanos del estado de Querétaro seis quejas y en lo que va de este se han interpuesto 10

Las quejas por agravios a la comunidad LGBTI+ han aumentado este año, pues de contabilizar seis en 2020, en lo que va de este se han registrado 10, afirmó Luis Felipe Zamudio Burgos, director del Centro de Orientación e Información de VIH/Sida (Coivihs), AC.

“El año pasado se interpusieron ante la Defensoría de los Derechos Humanos del estado de Querétaro (DDHQ) seis quejas y en lo que va del año se han interpuesto 10”.

Reconoció que los tres poderes del Estado, la misma defensoría y ahora la iglesia se suman a la lista de instituciones que violentan los derechos humanos de la comunidad LGBTI+.

“Respecto a la homofobia institucionalizada en el estado de Querétaro, comentarte que los tres poderes del Estado están en este triángulo de violación a los derechos humanos y, sobre todo, de la discriminación. ¿A qué me refiero?, tenemos una legislatura que ha tratado en varios periodos legislativos, y este no es la excepción, que se ha negado y violado la ‘Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos’ y los tratados internacionales al omitir legislar a favor del matrimonio igualitario y la identidad de género”.

Refirió que el gobierno del estado también ha violentado a este sector de la población al no impulsar programas sociales en su beneficio.

“Y en el poder Judicial, tenemos el caso de la diputada Elsa Méndez, que el juez asignado a este caso, a pesar de toda la evidencia que entregamos, hizo caso omiso a verificar, ver y constatar los discursos de odio y de homofobia que ejerce Elsa Méndez”.

En los últimos tres años, dijo, se han ingresado varias quejas a la defensoría en contra del Registro Civil Estatal e institutos municipales, sin embargo, cierran las carpetas aún con toda la documentación y evidencia.

“Ellos consideran que no discriminan a nadie y se ponen a defender los derechos, pero los de los servidores públicos en contra de los ciudadanos; entonces, digamos que perpetúa esta cuestión de la discriminación y la violencia institucionalizada”.