El músico que soñó con escribir

El guitarrista de la emblemática banda Café Tacvba contó que su más reciente libro, “La niña aburrida”, nació de un momento familiar que se logró capturar en las ilustraciones del libro

Aunque es uno de los músicos más importantes del rock mexicano, Joselo Rangel se dijo amante de la ciencia ficción y de la escritura, pasiones que surgieron desde su infancia, pues confesó que siempre quiso ser escritor.

“Empecé a leer desde muy chico, mis papás leían muchísimo, siempre nos llevaban a mis hermanas y a mí, tengo dos hermanas mayores, luego yo y Kike, nos llevaban a una librería y nos decían: ‘escojan algo’ (…) a finales de los 70 que salió ‘Star Wars’, yo tenía 10 años y para mí fue muy fuerte la película y eso me hizo acercarme a los libros de ciencia ficción, yo veía un libro que tenía una nave espacial en la portada y lo compraba (…) he leído a la mayoría de los autores del género, sobre todo norteamericanos, que son los más famosos, pero también a los chinos, rusos, ingleses; diría que ese fue mi primer acercamiento con la literatura y creo que desde chiquito soñaba con ser escritor, era uno de mis grandes sueños”.

En entrevista exclusiva para “Códigoqro”, el guitarrista de Café Tacvba aseguró que de hecho aprendió a tocar guitarra a los 16 años no para ser un virtuoso en el instrumento, sino para componer canciones, ya que para él era más importante la letra que la música.

Asimismo contó que conforme el grupo comenzó a tener éxito, comenzó a desarrollar su gran pasión: la escritura.

“Me empezaron a invitar a revistas de música para que hiciera reseñas de discos, de libros, reportajes de algún artista y eso se fue convirtiendo en mi vicio; luego me ofrecieron una columna en un sitio de Internet, otra en ‘Excelsior’, que esta duró como 10 años y ahí me dí cuenta que lo que a mí me gusta escribir es la ficción. En 2015 publiqué mi primer libro de cuentos y digamos que ahí empezó mi carrera de escritor”.

La niña aburrida

Eráse una vez una niña que estaba aburrida y que su padre en tono de broma le dijo: “ve y juega con tu reflejo en el espejo”, así es como surge el primer cuento infantil de Joselo. Una historia que nace de una simple conversación con su hija de seis años que se volvió una aventura fantástica.

“Yo les contaba cuentos a mis hijas en la noche para que se durmieran, siempre les preguntaba: ‘¿quieren que lo lea o lo invente?’, la mayoría de las veces me decían que lo inventara y lo que utilizaba para inventarlo eran anécdotas que hubieran pasado ese día, y un día en la mañana mi hija más pequeña me dijo: ‘Estoy aburrida, juega conmigo, mi hermana no quiere jugar conmigo’, le dije: ‘Pues juega sola’ y me dijo: ‘No me gusta, necesito compañía, yo no sé jugar sola’, entonces le dije de broma: ‘Pues ve al espejo’ y me reí, y esa historia se las conté en la noche y conforme la iba contando dije: ‘Esto está bueno y si a mis hijas les gustó podría interesarles a otras niñas’”.

El cuento infantil cuenta con las ilustraciones de Nori Kobayashi, una fanática de Café Tacvba que Joselo conoció por un dibujo que hizo de la banda y que en “La niña aburrida” logra plasmar la escencia de la familia del músico.

“(En la ilustración del libro) el papá tiene patillas y lentes y la esposa se parece mucho a la mía, la actriz Lumi Cavazos, y fue como un regalo de Nori hacia nuestra familia, como un álbum de fotos, el retrato de un momento que es ficción, pero que surgió de manera familiar”.

Los desesperados

“Más que a Cafe Tacvba, quise mostrar que todas las bandas somos muy parecidas, de hecho, en el medio hay chistes de bajistas, de bateristas, que juegan con la personalidad de cada uno; es impresionante cómo un bajista mexicano se puede parecer a un bajista japones, hay algo en la personalidad del bajista que es como si el instrumento que decides tocar te definiera (…) el libro de ‘Los desesperados’ representa a muchas bandas, sus dramas, sus historias, su convivencia y las ganas de ser famosos”.

Café Tacvba

La emblemática banda de rock, que cumplió 30 años en 2019, decidió tomarse un descanso en 2020 para recuperarse de los múltiples conciertos que dio por sus tres décadas de existencia, pero en ese descanso llegó la pandemia y ya no pudo regresar a los escenarios.

“Cambiaron nuestros planes (…) quedó pendiente la gira del segundo Unplugged con MTV, yo creo que después de esa gira nos juntaremos para tener algo nuevo (…) además, nos vamos de gira ahora en noviembre a Estados Unidos, tenemos unas 20 fechas en un mes y aunque parece muy cansado, yo creo que ahí me voy a poner a escribir algo”.