Comparecen titulares de Salud y Educación ante el congreso

Los titulares de la Secretaría de Salud en del estado de Querétaro y de Educación, Julio César Ramírez Argüello y Carlos Arredondo Velázquez, respectivamente, expusieron ante los legisladores locales el trabajo realizado durante el último año

Durante el segundo día de las comparecencias con motivo del sexto informe de poder Ejecutivo, los titulares de la Secretaría de Salud en del estado de Querétaro y de Educación, Julio César Ramírez Argüello y Carlos Arredondo Velázquez, respectivamente, expusieron ante los legisladores locales el trabajo realizado durante el último año.

Ramírez Argüello recordó que para atender todo lo relacionado a la contingencia sanitaria por el COVID-19, el presupuesto general en 2020 y 2021 fue de 1 mil 118 millones de pesos.

“Es necesario aclarar que no es una partida exclusivamente que venía asignada de Gobierno federal para atención COVID, sino que las reglas de operación nos permitieron realinear algunas dineros para hacer frente a esta situación”.

“De este recurso 531 millones son del Estado y 77 millones del Gobierno federal y decir que no es una partida exclusivamente que venía asignada de Gobierno federal para atención COVID, sino que las reglas de operación nos permitieron realinear algunas dineros para hacer frente a esta situación”.

Recordó que con una inversión de mil 600 millones de pesos (53% de recurso estatal 47% de recurso federal) el Nuevo Hospital General está funcionando al 60 por ciento.

“Y decimos que está trabajando a un 60 por ciento porque tuvimos que mover algunos colaboradores para poder atender esta tercera ola del COVID-19, pero anteriormente ya estábamos operando a un 80 por ciento y prácticamente tuvimos que cerrar algunos servicios para poder solventar el área COVID”.

Reconoció que el primer nivel de atención se dejó un poco de lado por la pandemia, sin embargo, desde el 2020 en esta administración se sustituyeron 20 unidades de salud.

En su turno, Arredondo Velázquez refirió que el sector educativo implementó protocolos sanitarios para proteger la salud de la comunidad estudiantil y, en la ruta de un regreso a clases presenciales en un entorno seguro.

“Este retorno ha sido planeado durante ocho meses con cada una de las comunidades educativas, para ser escalonado, gradual, cauto y voluntario”.

En cuanto a cobertura, refirió que se alcanzó 92.1 por ciento para educación básica, 75.5 por ciento en media superior y 44.2 por ciento en educación superior.

“En educación superior la cobertura en el estado fue de 44.2 por ciento y se atiende una matrícula de 96 mil 940 estudiantes incluyendo el posgrado”.