Es el peor momento para regresar a clases presenciales, advierten exsecretarios de Salud

clases

Cuatro exsecretarios de Salud de México coincidieron en que son muy altos los riesgos de que las niñas, niños y adolescentes permanezcan sin clases presenciales. Sin embargo, advirtieron que es el peor momento para el retorno a las aulas en medio del pico más alto de contagios de Covid-19 en nuestro país

Cuatro exsecretarios de Salud de México coincidieron en que son muy altos los riesgos de que las niñas, niños y adolescentes permanezcan sin clases presenciales. Sin embargo, advirtieron que es el peor momento para el retorno a las aulas en medio del pico más alto de contagios de Covid-19 en nuestro país. Advirtieron que no hay condiciones de higiene en las escuelas ni los protocolos debidamente establecidos para alumnos, padres de familia y maestros.

Y es que el país no para de romper récords de contagios de Covid-19 en los últimos días; este miércoles, la Secretaría de Salud federal reportó 28,953 nuevos casos documentados en las últimas 24 horas, para sumarse a un acumulado de 3 millones 152,205 infecciones desde que inició la pandemia en el país. La cifra de fallecimientos a causa del nuevo coronavirus asciende a 250,469, luego de que se reportaron 940 nuevas muertes, una cifra no vista desde principios de marzo.

En ese marco, durante un conversatorio por videoconferencia a través de la plataforma Pensando en México, los exsecretarios de Salud, Salomón ChertorivskiMercedes JuanJulio Frenk y José Narro, coincidieron con el presidente Andrés Manuel López Obrador en que son muy altos los riesgos de que los menores no obtengan presencialmente los conocimientos que requieren por su edad, y carezcan de la sociabilidad.

Julio Frenk, actual rector de la Universidad de Miami, Florida, dijo que los riesgos de mantener sin clases presenciales a las niñas, niños y adolescente son muy altos, y ya se empiezan a observar en la deserción escolar, así como en un impacto en su salud física y mental. Resaltó que el riesgo de no regresar a las aulas es mayor al de no hacerlo. Sin embargo, planteó que “el tema no es si deben o no regresar, sino cómo”.

Planteó que hay formas bien ejecutadas y seguras para el retorno, y otras que pueden ser un desastre. Por ello, mencionó seis condiciones esenciales que deberían cumplirse en el retorno que ordenaron el presidente López Obrador y la SEP a partir del 30 de agosto.

Mencionó que todos los adultos en el espacio educativo tienen que estar vacunados con esquema completo. Recordó que en México no está aprobada la vacuna para menores de 18 años, pero resaltó que se debe garantizar que todo el personal adulto esté debidamente inmunizado.

Como segundo elemento planteó un régimen riguroso de pruebas de detección del virus SARS-CoV-2. Argumentó que el Gobierno de México fue el único en el mundo que dijo que hacer pruebas masivas era una pérdida de recursos, pero resaltó que son un elemento esencial para la bioseguridad de personas y niños. Destacó que si el gobierno no cuenta con los recursos para aplicar vacunas masivamente, puede segmentar poblaciones en los centros educativos, y contar con planes de rastreo y cuarentena. Como tercer elemento expuso el uso correcto de cubrebocas todo tiempo al interior de las aulas, además de evitar aglomeraciones, incrementar la ventilación y como sexto elemento, garantizar que los alumnos tengan una constante higiene de manos.

“Cuesta mucho sí, pero cuesta más no hacerlo.Y cuesta más hacerlo mal”, advirtió.

Por su parte, la exsecretaria Mercedes Juan dijo que van 18 meses de pandemia y los datos de la Secretaría de Salud son preocupantes. Refirió que los menores han perdido en estos meses el debido desarrollo y convivencia social, de ejercicio físico, dinamismo y de aprendizaje, lo que va a afectar en estas generaciones.

Resaltó que para el regreso a las aulas se debe contar con una guía para saber qué hacer cuando un menor salga positivo, y se le indique a sus familiares cómo sanitizar los lugares donde estuvo, cómo aislarse y el protocolo para un niño que está contagiado.

El exrector de la UNAM y exsecretario de Salud, José Narro Robles, puntualizó: “hay que regresar a clases, por su puesto, pero con condiciones que garanticen la salud, la vida y la seguridad de alumnos, profesores y sus familias”.

Aseveró que la socialización es esencial en la educación básica para la formación de niños y niñas, pero desafortunadamente hay 230,000 planteles públicos educativos sin condiciones adecuadas: 30,000 sin energía eléctrica; 60,000 sin agua potable y 70,00 sin lavamanos.

Con base en un estudio de la organización Unidos por la Salud de los Mexicanos, José Narro refirió que “este es uno de los peores (momentos)” para el regreso a clases presenciales. “Difícilmente se pudo haber elegido un peor momento”, dijo.

“No están dadas las condiciones para un regreso masivo y generalizado, lo que se tendría que hacer es trabajar para generar esas condiciones”, añadió.

Expresó que dichas condiciones deben ponderar la diversidad del país, porque no es lo mismo una escuela en la Ciudad de México que una en la sierra de Oaxaca o Guerrero. Coincidió en la importancia de la vacunación a todos los trabajadores de una escuela, no sólo maestros, y garantizar que los planteles dispongan de un protocolo para personal educativo y padres de familia.

Aseguró que en el regreso a clases, los tres niveles de gobierno tienen la responsabilidad, por lo que celebró que el presidente López Obrador haya frenado la obligatoriedad para padres de familia de firmar una carta de responsabilidad al enviar a sus hijos a las aulas.

Finalmente, Salomón Chertorivski apuntó que es fundamental el regreso a las clases, ya que se calcula que más de cinco millones de niñas y niños abandonaron completamente la escuela en este año y medio, y no obstante de que millones de niños tuvieron educación a distancia, se fueron quedando rezagados. Sostuvo que está comprobado que hay material que solamente en ciertas edades se puede aprender, por lo que habrá un rezago en ese sentido.

“Sabemos que para los padres y madres que ya tienen que ir a trabajar, el no tener a donde dejar a sus hijos es un problema. El regreso a clases es fundamental, pero regresar en este momento (es riesgoso). No era una sorpresa, sabíamos que agosto sería un momento de aceleración de caso y estamos viviendo el pico más importante, regresar en este pico, cuando la variante Delta es más contagiosa y peligrosa, y que sabemos que los niños y niñas sí se contagian, y teniendo solamente al 23% de la población con esquema de vacunación, sumado a las carencias de higiene en las escuelas (es riesgoso). Hagámoslo con protocolos y directrices claras y la certeza de que la comunidad educativa, los padres de familia, los niños, los profesores, entiendan cual es el proceso”, sugirió.

Retrasar el regreso a clases dejaría pérdidas laborales superiores a 3.8 billones de pesos

Gobiernos y organismos respaldan regreso a clases presenciales, asegura AMLO

Carta compromiso para el regreso a clases presenciales no será obligatoria: AMLO