Juegos Paralímpicos también se disputarán sin público

Paralímpicos

A ocho días de la ceremonia inaugural, el comité organizador de los Juegos Paralímpicos de Tokio anunciaron que se celebrarán a puerta cerrada casi total, una decisión esperada por las cifras récord de casos de Covid-19 registradas recientemente en Japón.

«Se tomarán medidas más estrictas para las competiciones que se desarrollen» en los departamentos que actualmente están bajo estado de urgencia, «incluyendo la ausencia de espectadores», declaró el comité organizador en un comunicado conjunto con el Comité Paralímpico Internacional (CPI), el gobierno japonés y la ciudad de Tokio.

Del 24 de agosto al 5 de septiembre, esta medida para los Juegos Paralímpicos es similar a la adoptada para los Juegos Olímpicos que llegaron a su fin el 8 de agosto, en los cuales casi el 98% de los eventos se disputaron a puerta cerrada, permitiendo público solo en los departamentos relativamente alejados de la capital.

Sin embargo, alumnos de escuelas locales podrán asistir a ciertas pruebas a petición de las autoridades locales o los colegios, con el objetivo de avanzar hacia «una sociedad más inclusiva», indica el comunicado.

Desde finales de junio Japón vive su quinta y peor ola de coronavirus hasta el momento, con récords de infecciones registrados regularmente en Tokio y a nivel nacional, por el efecto especialmente de la variante Delta.

Los cerca de 4,400 deportistas esperados en Tokio para los Juegos Paralímpicos tendrán que someterse a medidas exigentes, con test diarios de Covid-19 y restricciones de movimiento.

Lupita González, la marchista mexicana suspendida de París 2024 por dopaje