China condena al canadiense Michael Spavor a 11 años de prisión por espionaje

Crece el deterioro de las relaciones diplomáticas entre China y Canadá. Foto: Especial
Crece el deterioro de las relaciones diplomáticas entre China y Canadá. Foto: Especial

La sentencia del consultor Michael Spavor a 11 años de prisión por espionaje y «robar secretos de Estado» deteriora todavía más las relaciones diplomáticas entre Canadá y China

Un tribunal de China condenó a 11 años de cárcel por espionaje al consultor canadiense Michael Spavor, una decisión «inaceptable e injusta» según Canadá, que anunció un recurso contra esta sentencia que agrava aún más las relaciones entre ambos países.

Michael Spavor «fue reconocido culpable de espionaje y de robar secretos de Estado», indicó el miércoles un tribunal en Dandong, en la frontera norcoreana, donde el canadiense fue juzgado en marzo de 2021.

«Fue condenado a 11 años de cárcel y a la confiscación de sus bienes personales hasta la suma de 50 mil yuanes (7 mil 700 dólares o 6 mil 600 euros) y a la expulsión», agregó.

No se precisó cuándo se producirá la expulsión, pero probablemente sea después de que cumpla con la pena.

El juicio de Spavor se realizó a puertas cerradas, lo que es habitual en China en los casos de espionaje.

Spavor fue detenido en diciembre de 2018, en lo que Canadá considera como una medida de represalia por el arresto unos días antes en Vancouver de Meng Wanzhou, la directora financiera del gigante chino de las telecomunicaciones Huawei, a pedido de Estados Unidos.

Poco después del anuncio del tribunal, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, criticó la condena, tildándola de «absolutamente inaceptable e injusta».

«El veredicto de hoy contra Spavor llega después de más de dos años y medio de detención arbitraria, de falta de transparencia en el proceso judicial y de un juicio que no cumplió ni siquiera con las normas mínimas exigidas por el derecho internacional», denunció Trudeau.

Su ministro de Relaciones Exteriores, Marc Garneau, aseguró que recurrirá la sentencia y criticó un juicio «sin transparencia» y un «veredicto completamente injustificado e inaceptable».

Estados Unidos, aliado cercano de Canadá, pidió a través de su secretario de Estado, Antony Blinken, la liberación «inmediata» y «sin condiciones» de Spavor, mientras que la Comisión Europea consideró que no fue un «juicio justo».

«La detención arbitraria de personas para tener una influencia sobre gobiernos extranjeros es completamente inaceptable», denunció Blinken en un comunicado.

Delante del centro de detención de Dandong, el embajador de Canadá en China, Dominic Barton, aseguró que Spavor, con el que pudo reunirse, tenía «aspecto saludable» y quería «ir a casa».

Otro canadiense, el exdiplomático Michael Kovarig, fue detenido al mismo tiempo que Spavor por motivos similares de espionaje. Kovarig ya fue juzgado y espera el veredicto.

China rechaza plan de la OMS para investigar orígenes del COVID-19