Bolsonaro organiza desfile militar para presionar al Congreso y la Corte Suprema

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, encabezó un inusual desfile militar en la ciudad de Brasilia. Foto: Especial
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, encabezó un inusual desfile militar en la ciudad de Brasilia. Foto: Especial

Con sus ataques contra el sistema electoral, el Congreso y la Corte Suprema como telón de fondo, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, encabezó un inusual desfile militar en la ciudad de Brasilia

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, participó en un inédito desfile militar frente a la Presidencia y el Congreso en Brasilia, en medio de un clima de tensiones institucionales por sus reiterados ataques al sistema electoral.

Las Fuerzas Armadas de Brasil realizaron una exhibición inusual de equipo militar con tanques de la armada, vehículos blindados de transporte de personal y vehículos anfibios.

Políticos de todo tipo calificaron el desfile como una forma de intimidación horas antes de que se espera que los legisladores voten en contra de una enmienda constitucional respaldada por el mandatario.

Junto a los comandantes del Ejército, la Marina, la Aeronáutica y algunos ministros, el mandatario ultraderechista observó el convoy de vehículos militares desde lo alto de la rampa del Palacio de Planalto, con vista al Congreso y la corte suprema.

Formalmente, el acto fue organizado para que integrantes de las Fuerzas Armadas entregaran al mandatario la invitación a un ejercicio militar que ocurre anualmente desde 1988 a unos 80 km de la capital.

Pero fuera de cualquier fecha patria, el desfile de los blindados y otros vehículos militares por la región central de Brasilia, sede de los tres poderes, es apuntado por observadores como algo inédito desde la vuelta a la democracia en Brasil en 1985 y como un gesto de fuerza de Bolsonaro, cada vez más cercado por investigaciones judiciales y con su popularidad en declive.

Bolsonaro «usa el desfile de blindados como una tentativa de intimidar la corte suprema y el Congreso, para mostrar que las Fuerzas Armadas están a su lado y apoyan sus pedidos, inclusive los más controvertidos, como el regreso del voto impreso», opinó Mauricio Santoro, profesor de Ciencia Política de la Universidad Estatal de Rio de Janeiro (UERJ).

La exhibición, que duró unos 10 minutos, coincide con la discusión en el Congreso Nacional de una propuesta para modificar el sistema electrónico de votación.

La vista de los tanques junto al palacio presidencial inquietó a los brasileños que vivieron bajo la dictadura militar de 1964-1985.

Bolsonaro será trasladado a Sao Paulo para una posible cirugía intestinal