Desentierra el pasado de Allende

La actriz lagunera Arelí González aseguró que hacer la serie “Somos” fue una gran responsabilidad, ya que hay sobrevivientes del suceso que podrían verla

Con más de 10 años de trayectoria artística, Arelí González se mete en los zapatos de las víctimas de la masacre de Allende, Coahuila, para mostrar sus historias a través de la serie “Somos”, producida por el gigante del ‘streaming’ Netflix.

La producción original de la plataforma busca narrar este oscuro suceso a través de personajes ficticios que se construyeron a partir de los testimonios de las víctimas.
En entrevista exclusiva con «Códigoqro», la actriz, que interpreta a la veterinaria Érika Cortés, contó su experiencia al participar en esta producción.

“Estamos muy contentos por la respuesta, hay mucha gente a la que le ha gustado no solo la historia, sino la manera en que fue contada (…) contentos de que sea un producto hecho con mucha calidad y por manos mexicanas”.

¿Qué experiencia te deja este personaje?

“Desde un principio nos hicieron entender que no había un protagónico, sino que éramos varios los que contábamos nuestra historia; eso fue muy bonito: entender que así como mi personaje, los demás también tienen su propio universo, su propia historia. Mi personaje es la veterinaria del pueblo y de los pueblos aledaños, tiene contacto con los dueños de las haciendas en las que empiezan a suceder eventos extraños que van llamando su atención y su preocupación, se comienza a dar cuenta del peligro latente que hay (…) de cómo el crimen se va mezclando con la comunidad y no hay nada que pueda hacer más que salvaguardar a los suyos. Fue un personaje muy bonito, desde un principio sentí la responsabilidad que llevaba, pues hay muchas familias que son víctimas y que sobrevivieron a esto y que muy posiblemente verían la serie”.

Los contenidos en la industria han ido evolucionando hacia historias más reales, ¿cómo has vivido esta transformación?

“Yo llevo en esto ya varios años, haciendo de todo, proyectos grandes, proyectos pequeños, pero siempre estando al margen de lo que el mercado y las producciones nos ofrecen y por supuesto que sí hemos visto ese cambio, los personajes han ido cambiando: cada vez se van acercando un poco más a la forma más humana y cotidiana que tenemos, cada vez nos podemos ir identificando con los personajes que ya no son tan alejados de nosotros, tan opuestos desde los rasgos físicos. Ya no vemos personas perfectas que parecieran que no son de aquí, ya no son personas que cumplen con estereotipos, los personajes se van abriendo, vemos roles más complejos y afortunadamente con estas historias más cotidianas hay más inclusión”.

Las plataformas de ‘streaming’ han jugado un papel importante para proyectar a los artistas latinos a nivel mundial, ¿para ti cuál sería el reto ante tanta oferta en la industria?

“Nos han traído proyección internacional, pero a la vez también nos traen competencia, porque antes solo existían dos cadenas televisivas y era lo que se consumía; ahora, con estas plataformas, ya vemos lo que se hace en otros lugares y también que hay mucha calidad mexicana digna para participar en todo el mundo y eso creo que pone en aprietos a los guionistas, que tienen la presión de generar contenidos a la altura de lo que se está haciendo en otros países. (…) Para Netflix, ‘Somos’ ha sido una apuesta muy grande y la compañía no suele hacer este tipo de contenidos, de algún modo era la propuesta experimental de cine de arte de Netflix que no tenía la receta mágica, ni en historia ni en actores, y que sea redituable para ellos es un indicador para apostar por nuevos contenidos”.

¿“Somos” tendrá segunda temporada?

“Todos tenemos la misma duda, fue creada para hablar solamente de un hecho, por eso no creo que haya una segunda temporada, pero sería muy bueno que tuviera una continuación para saber qué pasó con estas personas que sobrevivieron”.