Necesario, respetar identidad de grupos indígenas: INPI

El 9 de agosto se conmemora el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Foto: Especial
El 9 de agosto se conmemora el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Foto: Especial

Este 9 de agosto se conmemora el Día Internacional de los Pueblos Indígenas y con una reforma a la Constitución se busca que sean reconocidos como sujetos de derecho público

Hace 500 años, el 13 de agosto de 1521, el español Hernán Cortés concretó la caída del más grande imperio indígena (Tenochtitlan) que existió en el área de México. Así inició una historia de marginación, vejaciones, esclavitud y humillaciones hacia los pueblos originarios del continente americano… los cuales, a medio milenio, no han podido recuperar sus derechos.

Actualmente existen 39 pueblos indígenas asentados en el estado de Querétaro que aún luchan por obtener igualdad de oportunidades, reconocimiento a las que fueran sus tierras hasta antes de la llegada de los europeos y respeto a sus usos y costumbres, aseguró Felipe Reyes Hernández, encargado de despacho de la oficina de representación del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) en Querétaro y Guanajuato.

Al conmemorarse este 9 de agosto el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, reconoció que a los indígenas apenas les está comenzando a “hacer justicia la Revolución”.

“Históricamente han vivido en un gran rezago social y revertir esa situación requiere de la participación de todos los sectores de la población indígena, pero también requiere acciones conjuntas con las instituciones”.

Actualmente, dijo, en esta nueva relación del Estado con los pueblos indígenas se está comenzando a ver ese proceso con la reforma a la “Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos”, la cual busca el reconocimiento constitucional de los derechos de los pueblos indígenas como sujetos de derecho público.

“El Gobierno de México justamente ha comenzado, a partir del 2019, a generar una acción transversal para la atención de los pueblos indígenas, es decir, hoy en día ya no solo el INPI es quien tiene todo el presupuesto como era antes, ahora todas las instituciones y secretarías tienen recursos para pueblos indígenas y justamente la estrategia de este gobierno federal es impulsar esta reforma constitucional que reconozca a los pueblos y comunidades indígenas como sujetos de derecho público con capacidad de administrar sus recursos y decidir sobre su propio desarrollo”.

Refirió que, de acuerdo con el censo 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía e indicadores del propio INPI, la población indígena originaria de Querétaro es la otomí y hay 43 mil personas distribuidas en los municipios de Querétaro, Amealco, Tolimán y Cadereyta.

Aseveró que en la entidad hay aproximadamente 8 mil indígenas nahuas, 2 mil mazahuas y mil 600 zapotecos.

Reconoció que la lengua madre se ha ido perdiendo entre los pueblos originarios en un cinco por ciento, lo cual se debe principalmente a la probabilidad de ser discriminados y la desincentivación de las autoridades en su uso.

“De estas 43 mil personas de origen otomí, solo 22 mil 500 hablan la lengua materna; de las 8 mil que hablan náhuatl, solo 3 mil 500 hablan la lengua; de los 2 mil indígenas mazahuas, solo 855 hablan la lengua; y de los mil 600 indígenas zapotecos, solo lo hablan 700 personas”.

Enfatizó que como Querétaro es un foco de atracción por el trabajo y la seguridad, han llegado a la entidad indígenas de Puebla, Estado de México, Michoacán, Veracruz, Morelos, Oaxaca, Chiapas y Guerrero; los cuales se encuentran distribuidos en los principales municipios del estado: Querétaro, San Juan del Río, Corregidora, El Marqués y Tequisquiapan.

Mencionó que los indígenas de Querétaro se dedican al sector agrícola, pecuario y de servicios, principalmente; sin embargo, un número importante de mujeres se dedica a la elaboración de las muñecas, a las artesanías elaboradas con ixtle, madera y barro.

Destacó que los principales problemas a los que se enfrentan los indígenas de Querétaro son la pobreza, discriminación, la dificultad para acceder a los servicios de salud y una educación con herramientas tecnológicas para hacer frente a los nuevos modelos de aprendizaje.

Por ello, el gran reto es trabajar de la mano entre comunidades indígenas y gobierno para alcanzar la reforma constitucional, con el fin de que los indígenas sean considerados sujetos de derecho público.

“Actualmente se está trabajando en asambleas comunitarias para levantar actas de aprobación comunitarias que vayan acompañadas de firmas para presentar una iniciativa de reforma ciudadana y la idea es que este mismo año sea presentada y garantizada”.

Somos hijos del maíz: gobernadora indígena

Guadalupe García, gobernadora de los pueblos indígenas del estado de Querétaro, aseguró que los indígenas no son un grupo vulnerable, ni pobre, como lo han querido catalogar durante años.

“Nosotros no somos pobres, ni vulnerables, somos los que hemos hecho la tierra, somos los hijos del maíz, somos los que hemos hecho la historia, el arte, la cultura y la ciencia, pero sobre todo, somos los que llegamos hace más de 500 años cuando fuimos violentados y discriminados con la llegada de los españoles”.

Por eso piden igualdad, acceso a la salud, a la educación, pero sobre todo demandan igualdad de oportunidades económicas y laborales.

“Los pueblos indígenas estamos listos, estamos preparados para que los gobiernos nos incluyan en los planes de desarrollo social, en la toma de decisiones y en la formación de políticas públicas”.

Aseguró que aunque hay políticas públicas encaminadas a la atención de los grupos indígenas, falta trabajo a su favor, por lo que consideró necesario impulsar la reforma constitucional para garantizar el pleno respeto a los derechos humanos de este sector de la población.

“Seguiremos trabajando por la inclusión, el respeto de nuestros derechos humanos y sobre todo para que seamos sujetos de derecho público, mas no de interés privado”.

El 31 de julio, Guadalupe García fue nombrada gobernadora de los pueblos indígenas y ante 25 representantes nacionales se comprometió a trabajar por la unidad de los pueblos indígenas y el respeto a sus derechos.

México, el séptimo país de América con más indígenas enfermos de Covid: OPS