México demanda a fabricantes de armas de EU por comercio ilícito y negligente

Armas

México demandó este miércoles en una corte federal de Estados Unidos a varios fabricantes de armas en ese país alegando que sus prácticas negligentes facilitan el tráfico ilegal de sus productos a la nación latinoamericana


En un hecho inédito, el Gobierno de México interpuso este miércoles una demanda civil en Estados Unidos contra empresas radicadas en esa nación por “prácticas comerciales, negligentes e ilícitas, que facilitan el tráfico ilegal de armas a México”. La demanda plantea un daño a nuestro país hasta por 10,000 millones de dólares.

La demanda civil fue interpuesta ante una Corte Federal en Boston, Massachusetts, por parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) encabezada por el canciller Marcelo Ebrard.

El secretario de Relaciones Exteriores detalló que entre los objetivos del recurso se busca que las empresas demandadas compensen al gobierno de México por los daños causados por sus prácticas negligentes. El monto de la exigencia será determinada en el juicio.

Asimismo, que desarrollen e implementen estándares razonables y verificables para monitorear y en su caso disciplinar a sus distribuidores, dado que las empresas si tienen responsabilidad cuando las armas se comercializan. Las unidades de Smith & Wesson; Barrett Firearms; Colt’s Manufacturing Company; Glock Inc; Sturm, Ruger & Co, Inc saben que sus prácticas comerciales generaban daño al país.

Que se incorporen mecanismos de seguridad en sus armas para prevenir su uso por personas no autorizadas o vinculadas a la delincuencia; que paguen los estudios, los programas, las campañas en medios y otros instrumentos enfocados a prevenir el tráfico ilícito de armas; que las empresas cesen las prácticas negligentes que ocasionan daño y muertes en México.

La demanda es en contra de 15 empresas dedicadas a la producción y distribución de armas en Estados Unidos, y tiene el objetivo de detener el flujo de armamento ilegal que llega a México desde Estados Unidos.

El Gobierno mexicano argumentó que la venta ilegal de estos fabricantes y distribuidores está detrás de al menos 17,000 asesinatos en México.

Las empresas demandadas son conscientes de que sus productos son traficados y utilizados en actividades ilícitas en contra de población civil y autoridades de México”, refiere un documento de la SRE.

El canciller Marcelo Ebrard presentó esta mañana un informe sobre los alcances de esta demanda civil en Estados Unidos.

Llevamos dos años en los que la cancillería se propuso iniciar una acción legal que pudiera tener éxito, que sea factible en los Estados Unidos en contra de quienes producen las armas que están íntimamente vinculadas a la violencia que México vive hoy y que ha vivido en todo el siglo XXI”, declaró durante la presentación del litigio contra de la comercialización de armas en Estados Unidos y su tráfico ilícito a México llevada a cabo en el Museo de Memoria y Tolerancia.

El canciller aseguró que ya se diseñan diferentes modelos especiales para el uso de narcotraficantes, lo cual también se presenta en la demanda.

¿Por qué hacemos está demanda?, porque se han hecho muchos programas, es decir, México presentó a Estados Unidos 17 acciones que estamos trabajando en conjunto con diferentes tipos de resultados. Esa demanda no sustituye a otros esfuerzos que hay que hacer, pero es indispensable. México tiene que hacer más y mejor para controlar su frontera”, agregó.

El canciller descartó que la acción provoque tensiones con el gobierno del presidente Joe Biden.

Esta demanda son dos años de trabajo confiamos en la calidad jurídica de lo que estamos presentando. Vamos a ligarlo con toda seriedad y vamos a ganar el juicio y vamos a lograr reducir drásticamente el tráfico ilícito de armas a México que no puede permanecer impune respecto a quienes producen, promueven y alientan este tráfico desde Estados Unidos”, concluyó.

Para la demanda, México contrató los servicios de dos despachos estadounidenses y no se especificó el monto de su contratación.

Se estima que cada año se trafican más de medio millón de armas desde Estados Unidos a México, las cuales son utilizadas para actividades ilícitas.

Operativo Frozen

Desde junio del 2020, los gobiernos de México y Estados Unidos acordaron la revisión fronteriza en garitas de Coahuila y Chihuahua como parte de la operación “Frozen” para intentar combatir el tráfico de armas, droga y dinero. También acordaron dar especial vigilancia a posibles túneles que se aperturen en la frontera común por parte de los grupos criminales con ese propósito.

Las inspecciones están vigentes en los cruces de Piedra Negras-Eagle Pass, Ciudad Acuña-Del Rio y Ojinaga-Presidio (frontera con Texas). También en los cruces de San Diego-Tijuana; Nogales-Nogales; El Paso, Ciudad Juárez; Laredo-Nuevo Laredo; McAllen-Reynosa; y Brownsville-Matamoros.

Un policía muerto tras el tiroteo en los alrededores del Pentágono