Acuden a vacunarse al Bicentenario; no se respeta la sana distancia, pero salen satisfechos

Vacuna

Diego Isaac Ramírez se mostró sorprendido por la organización que hay para la aplicación de la vacuna, pues, a pesar de la afluencia, el tiempo de espera fue menor al que tenía contemplado


La mañana de este martes, Diego Isaac Ramírez Velázquez, de 37 años, acudió a la aplicación de la vacuna anti-Covid-19 en el parque Bicentenario, en el municipio de Querétaro, y dijo estar sorprendido por la organización, pues, a pesar de la afluencia que observó en este centro de vacunación, el tiempo de espera fue menor al que tenía contemplado; no obstante, consideró que fallan algunas cosas, por ejemplo, el que en la unifila que se hace para entrar al lugar no se respeta la sana distancia.

“Pues, la verdad es que sorprendió ver la cantidad de gente que venimos a vacunarnos, desde la unifila que hice para poder entrar y luego, estando dentro, había muchísima más gente, pero la verdad es que muy bien, todo bien organizado, el tiempo de espera no fue tanto como esperaba, al ver la cantidad de gente, pero, por ejemplo (como requisito), nos piden comprobante de domicilio y (ahí) no lo piden, nos han dicho que tenemos que guardar sana distancia, pero es algo que no hacemos, entonces pues, tiene sus fallas, pero en general considero que la jornada se lleva a cabo bien”.

Por su parte, Sandra Irene González Ríos dijo que su experiencia para la vacunación fue muy buena, desde su llegada al estacionamiento, pues el Bicentenario cuenta con un amplio espacio para los que llegan en automóvil propio, hasta su salida, ya que todo está bien señalizado y las instrucciones de los coordinadores son claras.

“La verdad es que me llevo un buen sabor de boca con mi vacuna. Cuando llegué y vi a toda la gente dije: ‘chin, voy a tardar como unas tres horas en salir’, pero entré muy rápido al lugar donde nos sientan; la gente que apoya, te guía muy bien a dónde tienes que sentarte, literal te llevan hasta tu silla, luego nos informan de la vacuna que nos van a poner y van pasando uno por uno; conforme pasan los minutos nos preguntan si estamos bien, si tenemos algún mareo o algo así y después de 15 minutos, nos piden levantarnos a todo el grupo como de unas 60 personas y listo”.

Municipio de Querétaro aplica alrededor de 150 pruebas PCR al día