Sin surtir, más de 8 millones de recetas en el IMSS

recetas

El almacén delegacional del IMSS en Chihuahua es el que concentró el mayor número de recetas negadas con 989 mil 810

En lo que va del 2021, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se ha negado a surtir más de 8 millones de recetas médicas por factores que van desde que éstas se encuentran fuera de vigencia hasta el desabasto de los medicamentos.

De acuerdo con información obtenida por El Economista a través de una solicitud de información con folio 0064101935621, entre enero y junio pasado, se registraron un total de 8 millones 70,597 recetas negadas.

El almacén delegacional en Chihuahua es el que concentró el mayor número de recetas negadas con 989,810.

Si se compara con las cifras del primer semestre del año anterior, que se pueden consultar en la solicitud con folio: 0064100579021, también encabezó la lista, sin embargo con una cifra menor: 624,795, es decir, para este 2021 hay un incremento de 54.8 por ciento.

El segundo lugar para el primer semestre del 2021 se encuentra el almacén delegacional en Jalisco con 678,652 recetas negadas; para el mismo lapso del 2020 también ocupó la segunda posición con 566,592, esto quiere decir que hay un alza de 19.7 por ciento.

En la información detallada por el IMSS se posicionó al almacén delegacional en Estado de México Oriente en tercer sitio, ya que para los primeros seis meses de este año registró un total de 629,931 recetas negadas, mientras que para el año pasado el dato fue de 534,496, lo que se traduce como un aumento de 17.8 por ciento. Cabe mencionar que este almacén subió una posición con respecto al 2020.

En el primer semestre del 2020, el almacén delegacional en Nuevo León ocupaba el quinto lugar de este top con 395,800 recetas negadas, sin embargo, para el mismo periodo de este año tuvo un alza de 14.5%, la cifra actual es de 453,225 recetas.

Por último, se encuentra el almacén de Coahuila que cayó dos posiciones con respecto al semestre del 2020, para ubicarse en el quinto sitio. En esa ocasión se registraron un total de 537,825 recetas negadas y para este 2021 la cifra es de 440,811, es decir, una reducción de 18 por ciento.

Con respecto a los almacenes que registraron el menor número de recetas negadas durante los primeros seis meses del 2021, se encuentra el almacén delegacional en la CDMX zona norte (9,379 recetas); le sigue el almacén en el EdoMex poniente (10,929); el de Baja California Sur (14,609); el de Colima (31,086) y Nayarit (59,837).

“Al final estamos hablando no sólo de recetas, sino de personas que no surtieron completo su tratamiento de salud”, manifestó Andrés Castañeda, doctor y coordinador de la Causa Salud y Bienestar de Nosotrxs.

Razones de no surtimiento

El Economista buscó a las autoridades del IMSS para conocer los motivos por los cuales no siempre es posible surtir una receta a los derechohabientes.

En respuesta el Seguro Social emitió una tarjeta informativa en la que explicó que entre las razones destacan que “los niveles de inventarios no son óptimos”, es decir, desabasto de medicamentos.

Así como que “la receta emitida por el médico tratante está fuera del período de vigencia” y que “los pacientes tienen la receta prescrita por su médico; sin embargo, aún no se encuentran inscritos al censo nominal de los derechohabientes”.

En la misma tarjeta informativa, el Instituto Mexicano del Seguro Social reconoció que hay un alza para este 2021 en el número de recetas negadas para que se surtan de 0.75% entre el 1 de enero y el 20 julio pasado, con respecto del mismo periodo del año pasado.

“El Instituto mide diariamente el porcentaje de surtimiento de recetas con el fin de supervisar el nivel de abasto en todos los Órganos de Operación Administrativa Desconcentrada (OOAD) y de las Unidades Médicas de Alta Especialidad, para proponer medidas preventivas o correctivas que se requieran para mantener el nivel de abasto dentro de los parámetros óptimos”, detalló.

Falta de medicamentos, por mala planeación del gobierno federal: especialistas

Expertos coincidieron en que la falta de medicamentos en el actual gobierno federal deriva de una mala ejecución en el proceso de adjudicación.

Jesús de los Ríos, académico de la escuela de Gobierno y Economía de la Universidad Panamericana, mencionó que se debe revisar lo que en otras administraciones se hizo bien y mejorarlo.

“Yo hago un llamado para que a esto se le dé la dimensión que se merece, no es el único problema que tenemos en México en el que se está muriendo la gente por la falta de acción o inoperancia del gobierno. Se trata que se garantice la vida y calidad de ella de los ciudadanos, eso es lo que debemos de buscar y exigir”, indicó el académico.

Para Andrés Castañeda, doctor y coordinador de la Causa Salud y Bienestar de Nosotrxs, el desajuste que se ha dado en el ecosistema de los medicamentos en México se debe a la mala comunicación y procesos a medias por parte del gobierno federal.

“La problemática ha sido una mala planeación y ejecución en el proceso de adquisición, ése es el problema, creemos que ahora con esta nueva propuesta o plan B se darán soluciones, que bueno espero que así sea, de aquí hasta la primera mitad del 2022, pero lo que nos gustaría quizá es empezar a ver un programa del 2022 a 2024 o más adelante”, opinó.

El también doctor consideró que en este proyecto se tiene que exponer cómo se va a resolver el problema de fondo “si queremos que no haya corrupción; mejores precios, comunicación asertiva y un modelo de compra que sea público (y) transparente”.

Para lo que resta de este año, destacó, podría pintar mejor el panorama en cuanto a que haya abasto de medicinas ya que el IMSS consolidó su demanda en la compra sectorial que coordina el Instituto de Salud para el Bienestar.

“Ahora falta que lleguen a los almacenes, que se entreguen a las personas en sus manos, pero yo esperaría que en un par de meses baje esta crisis fatal que estamos viviendo”, dijo Andrés Castañeda.

FGR debe investigar a Arturo Herrera y Jorge Alcocer por desacato en abasto de medicamentos