Presidente de Francia, Emmanuel Macron, cambia de celular ante espionaje de Pegasus

Emmanuel

Emmanuel Macron cambió su teléfono móvil y su número a la luz del caso del programa espía Pegasus, informó el jueves un funcionario de la presidencia, en una de las primeras medidas concretas anunciadas en relación con el escándalo

El presidente francés, Emmanuel Macron, cambió su teléfono móvil y su número a la luz del caso del programa espía Pegasus, informó el jueves un funcionario de la presidencia, en una de las primeras medidas concretas anunciadas en relación con el escándalo.

«Tiene varios números de teléfono. Esto no significa que haya sido espiado. Es sólo seguridad adicional», dijo el funcionario a Reuters. El portavoz del gobierno, Gabriel Attal, dijo que los protocolos de seguridad del presidente se estaban adaptando a la luz del incidente.

Una protesta mundial se desencadenó cuando varios medios de comunicación internacionales informaron de que el programa espía Pegasus se usó para acceder a teléfonos inteligentes de periodistas, activistas de derechos humanos y funcionarios del gobierno en varios países.

En Israel, donde el Grupo NSO, que vende el software Pegasus, tiene su sede, un legislador dijo que un comité parlamentario podría estudiar restricciones a la exportación del software espía. NSO afirma que su software se usa para luchar contra la delincuencia y el terrorismo y ha negado haber cometido alguna infracción.

«Obviamente, nos tomamos esto muy en serio», dijo Attal a los periodistas horas después de una reunión de emergencia del gabinete centrada en las acusaciones de Pegasus.

El periódico Le Monde y la emisora Radio France informaron el martes de que el teléfono de Macron estaba en una lista de posibles objetivos de vigilancia por parte de Marruecos. Los dos medios dijeron que no hubo acceso al teléfono de Macron y que no podían verificar si había sido efectivamente espiado.

Marruecos ha rechazado las acusaciones.

En medio de la creciente preocupación de la Unión Europea, la canciller alemana, Angela Merkel, dijo a periodistas en Berlín que se debería negar herramientas de espionaje a países donde no hay supervisión judicial.

Fiscales húngaros iniciaron el jueves una investigación sobre las múltiples denuncias recibidas a raíz de los informes.

Israel designó un equipo interministerial para evaluar informes basados en una investigación de 17 medios de comunicación que afirmaron que Pegasus fue usado en intercepciones de teléfonos, e intentos, mediante un malware que permite extraer mensajes, grabar llamadas y activa secretamente los micrófonos.

«NSO ha rechazado la información de los medios de comunicación por considerarla «llena de suposiciones erróneas y teorías no corroboradas». Reuters no ha verificado la información de forma independiente.

«Ciertamente tenemos que volver a examinar todo este tema de las licencias concedidas por la DECA», dijo Ram Ben-Barak, jefe del Comité de Asuntos Exteriores y Defensa de la Knesset, a la Radio del Ejército de Israel, refiriéndose a la Agencia de Control de las Exportaciones de Defensa, dirigida por el gobierno.

NSO dice que no conoce las identidades específicas de las personas contra las que los clientes utilizan Pegasus. Si recibe una queja de uso indebido, la empresa puede obtener las listas de objetivos y, si la queja resulta ser cierta, cerrar unilateralmente el software del cliente, sostuvo.

Con información de El Economista

¿Cómo es que Pegasus se infiltra en los teléfonos de sus víctimas?

Estima UIF que Pegasus costó al erario casi 6,000 millones de pesos

Teléfono del presidente de Francia pudo ser objetivo de espionaje de Pegasus