Bucks se acercan 2-1 a los Suns en las Finales de la NBA

Los Bucks acortaron 2-1 la ventaja de los Suns en las Finales de la NBA. Foto: Especial
Los Bucks acortaron 2-1 la ventaja de los Suns en las Finales de la NBA. Foto: Especial

Con una actuación inolvidable de Giannis Antetokounmpo, quien anotó 41 puntos en el tercer juego de las Finales de la NBA, los Bucks de Milwaukee derrotaron 120-100 a los Suns de Phoenix

Giannis Antetokounmpo y los Bucks hicieron del regreso de las Finales de la NBA a Milwaukee un éxito rotundo.

Y por como luce el “Greek Freak”, la fiesta podría estar apenas comenzando.

Antetokounmpo sumó 41 puntos, 13 rebotes y seis asistencias y los Bucks superaron claramente a Phoenix 120-100 el domingo por la noche, acortando 2-1 la ventaja de los Suns en las Finales de la NBA.

El primer juego de las Finales de la NBA en Milwaukee desde 1974 se inclinó a favor del equipo local, con Antetokounmpo y un equipo de Bucks más alto que su rival abrumando a los Suns, más pequeños, con una ventaja de 20-2 en puntos de segundas oportunidades.

“Sabíamos el tipo de partido que sería”, declaró Antetokounmpo. “Sabíamos que tendríamos que venir, jugar buen básquetbol y competir lo más duro posible”.

El cuarto partido será el miércoles por la noche, con la serie garantizada para regresar a Phoenix después.

Antetokounmpo, quien faltó a los últimos dos juegos de la final de la Conferencia del Este por una hiperextensión en la rodilla izquierda y no estaba seguro de estar listo para el inicio de las Finales, dio continuidad a su actuación de 42 puntos y 12 rebotes del segundo partido —al grado que ahora incluso anotó los tiros libres.

De vuelta frente a sus aficionados, y libre de la presión por el estruendoso conteo al que ha sido sometido cada vez que está en la línea de los libres en los partidos como visitante, Antetokounmpo acertó 13 de 17 desde la línea.

Chris Paul terminó con 19 puntos y nueve asistencias, pero los Suns obtuvieron muy poco de su otra estrella. Devin Booker sumó solamente 10 puntos y con una efectividad muy baja con tres de 14 tiros de campo.

“Sabíamos lo que teníamos qué hacer”, afirmó Holiday. “Ya hemos estado en esta situación. Sabíamos lo que significaba este partido para nosotros y para la ciudad”.

Los Bucks buscan alzar su segundo título de la NBA y no habían disputado unas finales en 47 años. Tomaron el control del partido al superar en puntos a Phoenix 30-9 en los últimos nueve minutos del segundo cuarto, y luego cerrando el tercer periodo con un ataque de 16-0.

Antetokounmpo anotó siete puntos seguidos para culminar una racha de 9-0 en el segundo periodo que dio a Milwaukee una ventaja de seis tantos, y luego que Phoenix despertó con seis unidades sin respuesta, los Bucks de nuevo se despegaron con una embestida de 16-3.

Los Bucks, que perdieron los primeros dos duelos de la serie frente a Brooklyn en la segunda ronda de los playoffs, evitaron caer en una desventaja de 3-0 de la que ningún equipo de la NBA se ha recuperado.

Milwaukee limitó a los Suns a nueve triples después de que Phoenix acertó 20 tiros de larga distancia para ganar el segundo choque de las finales.

Ayton y Jae Crowder terminaron con 18 puntos cada uno por los Suns. Pero Mikal Bridges, quien tuvo un máximo de postemporada de su carrera con 27 unidades en el segundo partido, sólo contribuyó con cuatro esta vez.

Suns toman ventaja de 2-0 contra los Bucks en las Finales de la NBA