Río de Janeiro aprueba entrada de público para final de la Copa América en el Maracaná

Río de Janeiro

La alcaldía de Río de Janeiro, una de las ciudades brasileñas más afectadas por la pandemia, aprobó la entrada de público a la final de la Copa América 2021 que se disputará el sábado entre Argentina y Brasil en el Maracaná, que podrá albergar hasta el 10% de su capacidad máxima

La alcaldía de Río de Janeiro, una de las ciudades brasileñas más afectadas por la pandemia, aprobó la entrada de público a la final de la Copa América 2021 que se disputará el sábado entre Argentina y Brasil en el Maracaná, que podrá albergar hasta el 10% de su capacidad máxima.

La decisión se tomó «considerando que la entidad organizadora presentó protocolos de operación y acreditación, adoptando mecanismos para proteger la salud de los involucrados, utilizando herramientas adecuadas para la prevención del contagio y la propagación del Covid-19», dijo la autoridad en el diario oficial de este viernes.

El templo carioca podrá recibir hasta el 10% de su capacidad máxima, de 78,000 personas, «en cada sector del estadio», agrega el boletín oficial.

Los asistentes deberán presentar una prueba de antígenos o PCR con resultado negativo para Covid-19 tomada hasta 48 horas antes del cotejo y deberán cumplir medidas de distanciamiento dentro del recinto, según la publicación.

La final, entonces, sería el primer partido de la Copa América que se disputará con hinchada, aunque hasta el momento la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), organizadora del evento, no se ha pronunciado sobre cómo será la venta de entradas o el ingreso de público.

El torneo comenzó el 13 de junio en Brasilia, con la victoria 3-0 de Brasil sobre Venezuela, en medio de fuertes críticas internas y externas por llevarse a cabo en el segundo país con más muertos por la pandemia (más de 530,000).

La competición recibió el apoyo del presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro, uno de los líderes más cuestionados por su caótico manejo de la pandemia, a dos semanas del comienzo tras las salidas de las sedes originales, Argentina y Colombia.

Argentina renunció a la organización por el empeoramiento de la emergencia sanitaria y a Colombia le fue retirada por las fuertes protestas antigubernamentales que dejan decenas de muertos.

Aunque los campeonatos deportivos de Brasil se disputan sin público, el 30 de enero el Maracaná recibió a 5,000 personas para la final de la Copa Libertadores-2020 en la que el Palmeiras venció 1-0 a Santos.

La ciudad de Rio registra más de 372,000 casos y más de 29,000 decesos, de más de 530.000 en todo Brasil. La tasa de muertes de Rio es de 432 por cada 100,000 habitantes, casi el doble de los 252/100,000 h del conjunto del país.

La Copa América-2021 se lleva a cabo casi en simultáneo con la Eurocopa, disputada en once sedes con fanáticos en las gradas.

La final de la competición europea el domingo entre Inglaterra e Italia tendrá a 60,000 espectadores en el estadio de Wembley, que tiene una capacidad máxima de 90,000 personas.

La decisión fue muy criticada por el drástico aumento del número de infecciones por la variante Delta del coronavirus en el Reino Unido.

Juegos Olímpicos se celebrarán sin espectadores; Tokio declara emergencia por Covid-19