Pandemia agudizó problemas sociales

La pandemia de COVID-19 agravó problemas sociales en la capital queretana. Foto: Especial
La pandemia de COVID-19 agravó problemas sociales en la capital queretana. Foto: Especial

El Instituto para Prevenir Conductas de Riesgo del Municipio de Querétaro destacó que la pandemia agravó problemáticas sociales como consumo de drogas y alcohol, violencia de género, familiar y comunitaria e incidencia delictiva

Adriana Bouchot Beltrán, directora del Instituto para Prevenir Conductas de Riesgo del Municipio de Querétaro, informó que a través del programa «Tejiendo Comunidades de Paz» identificaron que los principales problemas sociales que se agudizaron durante la pandemia de COVID-19 fueron los de salud mental, por el confinamiento; un mayor consumo de drogas y alcohol, violencia de género, familiar y comunitaria e incidencia delictiva.

«Una de las causas por las que estos problemas sociales se agudizaron en tiempos de pandemia, fue por el confinamiento obligatorio durante largo tiempo; que esto evidentemente tiene un impacto muy alto en todas las esferas económicas, familiares y sociales. Por ejemplo, una normalización de la violencia, resentimiento social por la situación económica, entre otros efectos».

En ese sentido, la directora precisó que actualmente intervienen en 17 colonias de las siete delegaciones, en las que aplican una estrategia metodológica que consta de cuatro etapas: diagnóstico participativo, vínculo con la comunidad, plan de intervención a través de talleres y evaluación y seguimiento.

«Esta estrategia nos permite consolidar realmente un proceso de construcción de lazos solidarios con los habitantes de la comunidad, porque desde el recorrido en las colonias y el diagnóstico se hace participativo; escuchamos cuáles son sus problemáticas y que ellos mismos propongan soluciones que al tener la parte de la evaluación y seguimiento obtenemos una política pública eficaz y con evidencia científica los cambios que suceden en los habitantes de las colonias».

Por su parte, el coordinador del programa David Castro Nieto agregó que como parte de las actividades conjuntas que se llevan a cabo con el Instituto son dispositivos terapéuticos con psicólogos y pedagogos, así como la economía solidaria, que consiste en el intercambio de productos y servicios entre vecinos, además de la implementación de huertos domésticos familiares.

Buscan impulsar al turismo de romance, tras la suspensión de actividades por pandemia